Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 18 de Enero 2018

Estados Unidos toma con cautela el pacto coreano

Pyongyang y Seúl acuerdan participación de atletas y mantener contactos a nivel militar; el COI y la ONU conciben los acuerdos como un camino hacia la paz
Encuentro en Panmunjom. El diálogo fue encabezado por Ri Song-won, del Norte, y Cho Myoung-hyon, del Sur. AP

Encuentro en Panmunjom. El diálogo fue encabezado por Ri Song-won, del Norte, y Cho Myoung-hyon, del Sur. AP

Las dos Coreas tomaron medidas para reducir su enconada enemistad ayer, cuando Corea del Norte acordó enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno el mes próximo en el Sur, mantener conversaciones para reducir la tensión en la frontera y rehabilitar la comunicación directa entre sus fuerzas armadas.

Mientras la ONU y el Comité Olímpico Internacional (COI) celebraron los acuerdos y la posibilidad de encaminarse hacia la paz, el Departamento de Estado de Estados Unidos se mostró cauteloso porque la menor señal de descongelamiento entre los dos países, rivales históricos, podría permitir al régimen de Kim Jong-Un escapar de su aislamiento diplomático. 

Bajo ese escenario, la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, dijo que funcionarios estadounidenses trabajarían con Seúl para garantizar que el envío de un equipo de atletas norcoreanos a los juegos “no viole las sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU por los programas nucleares y balísticos ilegales de Corea del Norte”. 

Según altos funcionarios del Gobierno estadounidense, Donald Trump dijo a su par surcoreano Moon Jae-In el 4 de enero que Washington enviará a los Juegos Olímpicos una delegación del alto nivel para seguir la evolución de los acontecimientos.

“Durante esa conversación, ambos líderes acordaron mantener la máxima presión sobre Corea del Norte con el objetivo de lograr una total y verificable desnuclearización de la península coreana”, señaló Nauert.

Las dos delegaciones, lideradas en el Sur por el ministro de Unificación, Cho Myoung-hyon, y en el Norte por Ri Song-won, cabeza de la Comisión para la Reunificación Pacífica de Corea, también pactaron el establecimiento de un diálogo entre ambos ejércitos para “evitar incidentes”, aunque no hay fecha para ello.

Otro intento de unidad

El Norte y el Sur intentaron un acercamiento hace dos años, pero no lograron romper la tensión. De hecho, la situación en la península se degradó de entonces a la fecha, y Pyongyang llevó a cabo tres nuevos ensayos nucleares y multiplicó los disparos de misiles; mientras que Seúl buscó —y encontró— aliados en Estados Unidos y Japón. Ahora, del 9 al 25 de febrero, lapso que duran los Juegos Olímpicos, podría ser la oportunidad de reunificarse.

Temas

Lee También

Comentarios