Martes, 23 de Julio 2024

Ejército israelí parará combates diurnos junto a carretera en Gaza para facilitar llegada de ayuda

El flujo de ayuda en el sur de Gaza ha disminuido precisamente mientras aumenta la necesidad

Por: AP .

Entre el 6 de mayo y el 6 de junio, la ONU recibió una media de 68 camiones con ayuda por día. AP

Entre el 6 de mayo y el 6 de junio, la ONU recibió una media de 68 camiones con ayuda por día. AP

Para aliviar el retraso en la entrega de ayuda humanitaria destinada a los desesperados palestinos que sufren la crisis humanitaria después de casi nueve meses de guerra, el ejército de Israel anunció el domingo que detendrá los combates durante determinadas horas del día en una zona del sur de Gaza 

La "pausa táctica" anunciada, que afecta a una zona de unos 12 kilómetros (7,4 millas) de carretera en la zona de Rafah, dista mucho del alto el fuego que reclama la comunidad internacional, incluido el principal aliado de Israel, Estados Unidos, para todo el territorio. Si se mantiene, el cese limitado de las confrontaciones podría ayudar a abordar algunas de las abrumadoras necesidades de los palestinos, que se han incrementado todavía más en las últimas semanas con el inicio de la campaña israelí en Rafah.

La pausa comenzará a las 8:00 horas (0500 GMT) y se mantendrá hasta las 19:00 (1600GMT), dijo el ejército, y se repetirá todos los días hasta nuevo aviso.

La medida busca permitir la entrada de camiones a través del cercano cruce fronterizo de Kerem Shalom, controlado con Israel y el principal puerto de entrada de ayuda, y que lleguen de forma segura a la carretera de Salah a-Din, la principal vía que cruza el territorio de norte a sur, explicó el ejército. El paso sufre un embotellamiento desde que las tropas terrestres israelíes avanzaron a Rafah, la ciudad más meridional del territorio, a principios de mayo.

El COGAT, el organismo militar israelí que supervisa la distribución de ayuda en la Franja, dijo que la medida incrementaría la llegada de ayuda a otras partes del territorio, como Jan Yunis, la zona costera de Muwasi o el centro de Gaza. El norte del enclave, que fue el primer objetivo de la guerra, recibe ayuda a través de un paso fronterizo en la zona. 

LEE: Franja de Gaza: Un niño muere por desnutrición y eleva a 40 las víctimas por hambre

El ejército indicó que la pausa —que coincide con el inicio del Eid Al-Adha, o fiesta del sacrificio, en Gaza y en el mundo musulmán— fue coordinada con Naciones Unidas y con las agencias de ayuda internacionales.

Un vocero de la gestión humanitaria de la ONU, Jens Laerke, dijo a The Associated Press que el anuncio de Israel es bienvenido pero que "no ha entrado ninguna ayuda humanitaria por Kerem Shalom hoy", sin dar detalles. Añadió que la ONU anticipa que Israel tome medidas concretas, como agilizar el funcionamiento de puestos de revisión y permitir la entrada regular de combustibles.

Israel y Hamás sopesan la más reciente propuesta de cese el fuego que detalló el presidente estadounidense Joe Biden, como parte del mayor impulso diplomático por parte del gobierno para detener los combates y liberar a los rehenes tomados por el grupo armado palestino. Si bien Biden describió la propuesta como israelí, Israel no la ha aceptado plenamente. Hamás ha exigido cambios que parecen inaceptables para Israel.

Con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu jurando seguir la guerra y muchos miembros de su gobierno ultraderechista opuestos a un cese al fuego, la pausa del ejército causó una tormenta política menor.

Un funcionario israelí citó a Netanyahu diciendo que el plan era "inaceptable". Añadió que Netanyahu recibió promesas de que "no hay cambio" en la estrategia militar y que "los combates en Rafah continúan conforme a lo planeado". El funcionario habló a condición de anonimato al no estar autorizado para hablarle a la prensa.

Televisoras israelíes informaron posteriormente que Netanyahu criticó al ejército: "Tenemos un país con un ejército, no ejército con un país".

Pero ni Netanyahu ni el ejército cancelaron el plan. Mientras que el ejército insistió en que "no ha habido un cese en los combates" en el sur de Gaza, enfatizó que la nueva ruta estará abierta durante el día "exclusivamente para el transporte de ayuda humanitaria".

Los combates continuaron. Nueve personas, entre ellas cinco niños, murieron el domingo cuando una casa fue atacada en Bureji, en el centro de Gaza, según contaron los cadáveres en el Hospital Mártires de Al-Aqsa en Deir al Balah. Un hombre lloró sobre el pequeño bulto envuelto en una sábana que llevaba en brazos. Dos de los niños estaban jugando en la calle.

"¿Qué te hizo esta niña, Netanyahu? ¿No está esto prohibido para ti?", gritó una mujer, sosteniendo a una niña muerta.

El ejército de Israel no respondió a preguntas sobre el ataque.

Mientras, la guerra continúa su curso. Israel anunció el domingo los nombres de 12 soldados muertos en ataques recientes en Gaza, incluido uno que falleció a causa de las heridas sufridas en un asalto la semana pasada. Esto eleva las bajas totales de las fuerzas israelíes en Gaza a 309 efectivos. 

LEE: México exige a Israel el cumplimiento del cese al fuego en Gaza

Hamás mató a 1.200 personas, en su mayoría civiles, en su incursión del 7 de octubre sobre el sur de Israel, y capturó a unas 250 más como rehenes, de acuerdo con las autoridades israelíes. El Ministerio de Salud gazatí, por su parte, sostiene que más de 37.000 palestinos han perdido la vida en la guerra.

La ofensiva militar de Israel ha sumido a Gaza en una crisis humanitaria, y la ONU asegura que hay cientos de miles de personas al borde de la hambruna.

El líder supremo de Hamás, Ismail Haniyeh, pidió más presión para abrir los cruces fronterizos. Otro cruce, la terminal de Rafah entre Gaza y Egipto, permanece cerrado desde que Israel entró a la ciudad. Egipto se ha negado a reabrir el cruce mientras Israel controle el lado palestino.

El flujo de ayuda en el sur de Gaza ha disminuido precisamente mientras aumenta la necesidad. Más de un millón de palestinos, muchos de ellos ya desplazados, huyeron de Rafah después de la invasión y se concentraron en otras partes del sur y centro de Gaza. La mayoría permanece en tiendas de campaña, con aguas residuales a cielo abierto en las calles.

Entre el 6 de mayo y el 6 de junio, la ONU recibió una media de 68 camiones con ayuda por día, frente a los 168 que entraban cada día en abril y muy por debajo de los 500 diarios que, según los grupos de ayuda, se necesitan.

El COGAT dijo que no habrá restricciones a la entrada de camiones y apuntó que más de 8.600, tanto de ayuda como comerciales, entraron en Gaza por todos los cruces entre el 2 de mayo y el 13 de junio, una media de 201 diarios. Pero gran parte de esa ayuda se acumula en los pasos y no ha llegado a su destino final.

Un vocero del COGAT, Shimon Freedman, indicó que la ONU era la responsable de la acumulación de la mercancía en el lado gazatí de Kerem Shalom e indicó que las agencias tienen "problemas logísticos fundamentales que no han solucionado", especialmente la falta de camiones.

Naciones Unidas niega esas acusaciones y sostiene que los combates entre Israel y Hamás hacen que sea demasiado peligroso que los camiones que tiene en el enclave vayan hasta Kerem Shalom.

El ritmo de las entregas se ha ralentizado porque, según la ONU, el ejército debe autorizar que los conductores vayan hasta el lugar, un sistema que Israel afirma que está diseñado para la propia seguridad de los camioneros.

La nueva medida busca reducir la necesidad de coordinar las entregas al proporcionar una ventana de 11 horas seguidas cada día para que los camiones entren y salgan del cruce. 

EE

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones