Miércoles, 22 de Enero 2020

Diputados rechazan acusación contra Piñera sobre derechos humanos

Legisladores debaten sobre el actuar del mandatario durante la represión de las protestas en Chile para finalmente desechar un recurso en su contra

Por: NTX

Legisladores no concuerdan con la responsabilidad del mandatario en las agresiones a manifestantes, por lo que la acusación constitucional contra Piñera no se presentará. AFP/ARCHIVO

Legisladores no concuerdan con la responsabilidad del mandatario en las agresiones a manifestantes, por lo que la acusación constitucional contra Piñera no se presentará. AFP/ARCHIVO

Con 79 votos a favor y 73 en contra, la Sala de la Cámara de Diputados optó por no presentar la acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera.

La sesión, prolongada por seis horas, comenzó con la defensa del presidente, a cargo de Juan Domingo Acosta, para dar paso a la exposición de los cinco integrantes de la comisión que ayer aprobó por tres votos contra dos la admisibilidad de la acusación: Gastón Saavedra, Gastón von Mühlenbrock, Boris Barrera, Sofía Cid y Daniel Verdessi, informó la propia Cámara.

Acosta aseguró que el presidente ha actuado siempre pensando en el interés de Chile y de sus habitantes, además de sostener que los hechos de violencia han ido disminuyendo en intensidad y frecuencia en los últimos días.

La declaración del estado de emergencia, aseguró la defensa del mandatario, "fue una respuesta a la situación grave que ocurría y no como una forma de reprimir el derecho de expresión".

Además, Piñera siempre llamó a denunciar, investigar y sancionar cualquier vulneración al marco legal vigente y a los derechos humanos, agregó Juan Domingo Acosta, y el gobierno ha reconocido y lamentado los casos de personas muertas y heridas durante la crisis.

Gastón Saavedra, en tanto, señaló que el centro de la discusión es la responsabilidad política del mandatario ante las sistemáticas violaciones a derechos humanos registradas durante la crisis política y social que vive el país desde el 18 de octubre.

"(Piñera) es la cabeza del gobierno, lo que supone la existencia de un sistema jerárquico y coordinado donde las acciones del órgano público se pueden reconducir a la cabeza de éste. Se le imputan decisiones conducentes a acciones y omisiones que luego habilitaron o permitieron la actuación material de otros agentes estatales aguas abajo, de manera tal que la responsabilidad por estos actos le resulta plenamente atribuible", argumentó el legislador.

En contrasentido, Von Mühlenbrock consideró que la acusación constitucional estaba usándose como una oportunidad para desestabilizar al gobierno y recordó que Piñera solicitó varias veces a las fuerzas armadas y del orden respetar los derechos humanos de los manifestantes.

"La acusación debe ser rotundamente rechazada porque no se ha demostrado que haya actos de su administración que hayan infringido las leyes y la Constitución, como tampoco ha sido posible demostrar que se ha comprometido el honor de la nación", apuntó.

Boris Barrera consideró que la acción de Piñera ante la protesta social fue únicamente represiva, además de que el presidente se mostró permisivo ante la violación generalizada de derechos humanos, documentada por organismos internacionales como Amnistía Internacional, Human Rights Watch y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Sofía Cid, en contraparte, manifestó que la acusación constitucional no logra demostrar que Piñera cometiera actos tendientes a la comisión de violaciones de derechos humanos y estimó equivocado que la declaración de estado de emergencia tuviera como objetivo coartar las manifestaciones ciudadanas, sino que buscaba enfrentar a grupos violentos que atacaron bienes públicos y privados.

Daniel Verdessi, presidente de la comisión, aseguró que nunca en los 30 años de democracia se había visto tanta violencia contra los ciudadanos.

"Cuando las mutilaciones oculares alcanzaron a dañar a tantas personas, se movilizaron organismos de la sociedad civil para frenar la política que se estaba ejerciendo contra los manifestantes. No cabe duda que hemos retrocedido en el tiempo, hemos depreciado el deber de la memoria, no hay mañana sin ayer", acusó.

El legislador reiteró su consideración de que Sebastián Piñera es responsable de las consecuencias de decretar el estado de emergencia, que tuvo como efecto vulnerar indebidamente los derechos de la ciudadanía.

Tras el intercambio de puntos de vista sobre la situación de derechos humanos en Chile y la identificación de sus responsables políticos, el recurso contra el mandatario fue desechado.

La decisión que favorece a Piñera se presentó un día después de que se votara proceder en sentido contrario en el caso de Andrés Chadwick, quien era ministro del Interior y Seguridad Pública cuando se desataron las protestas en Chile, el pasado 18 de octubre.

JM

Temas

Lee También