Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 17 de Octubre 2018

Del gallo al perro, una nueva estatua para Trump en China

La figura del animal está peinado con un tupé dorado que recuerda al del presidente estadounidense

Por: AFP

Representa una especie de bulldog blanco, sentado sobre sus patas traseras, con la mueca característica del multimillonario neoyorkino. EFE/ Y. Jia

Representa una especie de bulldog blanco, sentado sobre sus patas traseras, con la mueca característica del multimillonario neoyorkino. EFE/ Y. Jia

Un centro comercial chino, que el año pasado se dio a conocer por una escultura de un gallo que se parecía a Donald Trump, repitió este año a unas semanas del año del Perro con una obra representando al presidente estadounidense en forma de can.

Muy comentada en las redes sociales, la escultura gigante erigida en Taiyuan (norte) representa una especie de bulldog blanco, sentado sobre sus patas traseras, con la mueca característica del multimillonario neoyorkino.

El animal está peinado con un tupé dorado que recuerda al del presidente estadounidense. Levanta el dedo índice hacia el cielo, un gesto muy empleado por Trump durante sus discursos.

EFE/ Y. Jia

El año del Perro, según el calendario lunar chino, empezará en febrero, siguiendo al del Gallo. 

Además, al haber nacido en 1946, Donald Trump pertenece al signo zodiacal chino del Perro, un rasgo que comparte con sus antecesores George W. Bush y Bill Clinton. 

Según los cánones astrológicos chinos, las personas nacidas en el año del Perro son directas y extremadamente leales, haciendo gala siempre de un acentuado sentido de la justicia. Pero también suelen ser testarudas e irritables. 

El pasado invierno, para celebrar el año del Gallo, el mismo centro comercial había expuesto una estatua del mentado animal con un tupé como el de Trump. La obra inspiró numerosas réplicas, incluyendo un modelo hinchable gigante que apareció este verano no muy lejos de la Casa Blanca. 

Aunque en ocasiones se divierten a costa de los dirigentes extranjeros, los chinos no acostumbran a hacer lo mismo con sus propios líderes, pues la censura y la autocensura velan por el respeto a los responsables comunistas en el poder.

Los comentarios sobre el osito Winnie the Pooh fueron bloqueados el verano pasado en las redes sociales, después de que algunos internautas se burlaran del cierto parecido que el personaje guardaría con el presidente Xi Jinping. 

EDML

Temas

Lee También

Comentarios