Martes, 25 de Enero 2022

Bolsonaro y Haddad, amplios favoritos para dirigir Brasil

Los candidatos usan las redes sociales para atacarse en vísperas de la votación; el sucesor de Lula asegura que su contrincante tiene miedo a una segunda vuelta

Por: Agencias

Cientos de mujeres se manifestaron contra Bolsonaro al grito de

Cientos de mujeres se manifestaron contra Bolsonaro al grito de "Él no", después de una masiva movilización en las redes sociales. EFE

Este día, 147 mil 300 millones de brasileños elegirán a su nuevo presidente en medio de una polarización que el ultraderechista Jair Bolsonaro y el socialista Fernando Haddad insistieron en llevar hasta el último minuto previo a los comicios.

Los dos favoritos a ganar las elecciones aprovecharon las redes sociales para, en plena jornada de reflexión, extender la campaña con nuevos ataques.

Haddad, sucesor del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva como candidato del Partido de los Trabajadores (PT), divulgó un video en el que aseguró que Bolsonaro, consciente de que perderá en una eventual segunda vuelta si tiene que participar en debates, decidió pedir el “voto útil” de los votantes de otros candidatos para intentar garantizar su elección.

“El otro lado está desesperado porque saben que si Bolsonaro es obligado a participar en debates, su liderazgo va a derretirse”, afirmó Haddad en el video que grabó durante su visita al noroeste de Brasil, fortín electoral de Lula, donde decidió terminar su campaña.

Los sondeos indican que Bolsonaro, con 35%, y Haddad, con 22%, serán los dos más votados hoy, pero que, como ninguno conseguirá más de la mitad de los votos, tendrán que medirse en una segunda vuelta. Ésta se llevaría a cabo el 28 de octubre, y en ese escenario Bolsonaro aparece con una ligera ventaja (44% contra 43%).

El ultraderechista, polémico por ser defensor de la dictadura militar (1964-1985) y por sus declaraciones de tinte machista, racista, homofóbico y xenófobo, hizo el viernes un llamado al “voto útil” para intentar ganar las elecciones hoy.

Bolsonaro, quien pasó hospitalizado la mayor parte de la campaña tras haber sido acuchillado el 6 de septiembre, divulgó en su cuenta en Twitter en los últimos días mensajes en que refuerza su perfil como el candidato “antiLula”, “antiPT”, “anticorrupción” y “anticriminalidad”, estrategia que le ha permitido canalizar el voto de los millones de brasileños insatisfechos con la crisis política, económica y social del país.

En su mensaje de ayer prometió combatir con rigor la criminalidad, un discurso que le ha garantizado muchos votos en un país que el año pasado registró un récord de 63 mil 880 homicidios.

Protestan contra bolsonaro

Las mujeres volvieron a protestar ayer contra el diputado ultraderechista Jair Bolsonaro, el candidato que lidera los sondeos de intención de voto para las elecciones presidenciales en Brasil, al que diferentes grupos feministas califican de machista y misógino.

Cientos de mujeres se concentraron en el Museo de Arte Moderno de Sao Paulo (MASP), uno de los símbolos de la mayor ciudad brasileña, a los gritos nuevamente de “Ele nao” (Él no), un eslogan contra el ultraderechista que nació en las redes sociales y se expandió rápidamente por todo Brasil.

La protesta convocada por las redes sociales volvió a reflejar la creciente insatisfacción de una parte de las brasileñas con Bolsonaro, un nostálgico de la última dictadura militar y polémico por un historial de declaraciones racistas, homófobas, machistas, misóginas y xenófobas.

“Mujeres contra el fascismo”, “Él no” y “Él nunca” eran los principales mensajes en los carteles exhibidos durante la manifestación, en la que fueron vistas banderas de diferentes partidos, principalmente de izquierda.

Lula, sin voto en estas elecciones

El ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, preso en Curitiba, no podrá votar en las elecciones generales hoy por “falta de quórum” para instalar una urna electrónica en la cárcel.

Lula (2003-2010) lideraba las encuestas de intención de voto hasta que la justicia electoral invalidó en septiembre su candidatura, después quela justicia penal lo condenara a 12 años de cárcel por corrupción y lavado de dinero.

Preso desde hace seis meses, tampoco podrá votar por su sustituto en la contienda, el ex alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad.

De acuerdo con las reglas electorales, los presos sin una condena definitiva -como es el caso de Lula- pueden ejercer su derecho al sufragio, pero es necesario reunir al menos 20 interesados en votar para instalar una urna en un centro, argumentó el Tribunal Electoral de Paraná, que le negó el pedido esta semana.

Según la defensa de Lula, le están negando su derecho por una cuestión “burocrática” y el tribunal negó “todas las alternativas” que propusieron. 

La cifra

35% de los brasileños votaría por Bolsonaro, según un sondeo

22% de los electores de Brasil le daría su voto a Haddad

Temas

Lee También