Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 16 de Noviembre 2018

Atentado con coche bomba en Filipinas deja 10 muertos

El ataque, atribuido al grupo terrorista Abu Sayyaf, ocurrió esta mañana en la isla de Basilan

Por: El Informador

Vista de una víctima junto a una motocicleta dañada en un puesto de control militar tras la explosión. EFE/R. Falcatan

Vista de una víctima junto a una motocicleta dañada en un puesto de control militar tras la explosión. EFE/R. Falcatan

Diez personas, entre ellas un niño de 10 años, murieron y cinco resultaron heridas hoy en un atentado con coche bomba en Basilan, una pequeña isla ubicada en el sur de Filipinas, según el Ejército, mientras las autoridades locales atribuyeron la autoría del ataque al grupo terrorista islamista Abu Sayyaf.

El atentado ocurrió a las 6:00 hora local (22:00 GMT del 30 de julio) en las proximidades de un campamento militar en Lamitan, capital de Basilan, cuando un terrorista suicida hizo explotar una bomba en la furgoneta que él mismo conducía, confirmó en rueda de prensa el portavoz del Ejército filipino, el coronel Edgard Arevalo.

Los fallecidos son un soldado, cinco integrantes de las Fuerzas Armadas Ciudadanas (CAFGU, en inglés) -milicias formadas por civiles que apoyan al Ejército en esa zona donde operan varios grupos armados- y cuatro civiles, familiares de los miembros de la CAFGU que vivían en el campamento.

El coronel Arevalo señaló que la investigación sobre lo ocurrido está aún en marcha y declinó referirse al incidente como "ataque terrorista" o atribuirlo a un grupo concreto.

Vista de un puesto de control militar dañado luego del ataque. EFE/R. Falcatan

Sin embargo, el gobernador de la provincia de Basilan, Jim Saliman, señaló a medios locales que hay indicios de que Abu Sayyaf, que ha jurado lealtad al Estado Islámico (EI), esté detrás del atentado, aunque ningún grupo ha asumido aún la autoría del mismo.

La explosión de la bomba, situada en una furgoneta, se produjo en un control militar a la entrada de un campamento en Lamitan, cuando el conductor suicida del vehículo hizo detonar el explosivo, según los informes de la Policía y el Ejército.

Los militares en el punto de control pidieron refuerzos al comprobar que el conductor de la furgoneta se comportaba de manera extraña, pero la bomba explotó antes de que llegaran.

Desde la Presidencia filipina han condenado "en los términos más duros posibles" el atentado y lo han considerado un "ataque indiscriminado" contra personas inocentes.

"Las autoridades están investigando el incidente, pero prometemos hacer todo lo posible para que los responsables de este ataque descarado sean llevados ante la justicia", señaló en rueda de prensa el portavoz presidencial, Harry Roque.

El atentado se produce menos de una semana después de que el presidente filipino, Rodrigo Duterte, firmara el pasado jueves la ley que amplía la autonomía de la región de mayoría musulmana en el sur del país, donde se encuentra Basilan, y que aspira a asentar la paz en esa zona donde operan varios grupos rebeldes.

Temas

Lee También

Comentarios