Jueves, 01 de Diciembre 2022
Ideas |

Y Jalisco vio pasar a las "corcholatas"

Por: Jorge O. Navarro

Y Jalisco vio pasar a las

Y Jalisco vio pasar a las "corcholatas"

Con la visita de Claudia Sheinbaum Pardo, concluyó en Jalisco la primera ronda de visitas de “las ‘corcholatas’ del Presidente”. Vinieron las tres que él destapó, y también la autodestapada aunque no le hagan caso.

El primero fue Marcelo Ebrard Casaubón, secretario de Relaciones Exteriores. El desfile de los aspirantes inició el pasado 19 de junio. Después de esa fecha, se presentaron también Adán Augusto López Hernández, Ricardo Monreal Ávila y finalmente, este 24 de septiembre, la Jefa de Gobierno de la CDMX.

Cosa curiosa: aunque en Jalisco no gobierna Morena y se supone, con base en resultados electorales de 2018 y 2021, que el partido fundado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador no ha crecido lo suficiente en militancia y simpatías en el Estado, para los actores morenistas que aspiran a figurar en el proceso de 2024 es indispensable asentar su “cabeza de playa” en el Estado.

Las razones son varias: el factor económico no puede ser ignorado. Junto con el de Nuevo León, el empresariado jalisciense encabeza sectores fundamentales para el país y significan polos de desarrollo e influencia que pueden frenar a cualquier candidato (o candidata).

Además, está el tema demográfico. Si bien Morena gobierna Michoacán, Colima, Nayarit y Zacatecas, el electorado jalisciense es mayor y resultará definitivo si finalmente, como puede ser posible, se conjunta una coalición entre varios partidos para enfrentar al delfín presidencial.

Se propone en este espacio una tercera razón que con toda seguridad ponderan los estrategas electorales de los aspirantes: si cuentan con estructura y alianzas en Jalisco, podrían hallar aquí las opciones que finalmente no tengan en Morena. No habrá candidatura presidencial para los cuatro, sino sólo para uno (o para una, como finalmente parece suceder).

Veamos: Aunque fue en Guadalajara donde Ricardo Monreal presumió ser el “arma secreta del Presidente”, con el paso de los días es más evidente que si bien no le rechazan abiertamente, todos los factores en la dirigencia del partido se conjugan en su contra.

Marcelo Ebrard, aparentemente, ha sido el más exitoso de los cuatro en su relación con las cúpulas jaliscienses e igualmente, su etiqueta de moderado le puede brindar la opción de un posible “rescate” y una plataforma firme de coalición partidista para ser candidato… fuera de Morena.

Adán Augusto López encontró un buen promotor en la persona del regidor Carlos Lomelí Bolaños. Los recursos fluyeron sin problema. Además, ser interlocutor obligatorio con el Gobierno estatal y los principales presidentes municipales, lo han hecho figurar como un actor simpático para el Estado… pero la suya fue una ambición tardía y no dará frutos.

En el caso de Claudia Sheinbaum, el crecimiento de “la cargada” a su favor es notoria en el país. Al mismo tiempo, a pesar de los escándalos que se le pueden achacar a su gestión como jefa del Gobierno capitalino, su devoción al Presidente le ha permitido condiciones positivas contra todo pronóstico.

El espacio no permite extenderse… pero hay que subrayar un fenómeno particular: la relación evidente, estrecha y muy oportuna para la Universidad de Guadalajara, tanto de Sheinbaum como de Ebrard, lo que no pueden presumir los dos restantes.

El Grupo Universidad reaparece airoso en un escenario 2024, a pesar de los ataques presidenciales que aparentemente, sólo alcanzaron a ser verbales.

La foto

Imposible no mencionar la foto que compartió en sus redes personales Carlos Lomelí, abrazando a Raúl Padilla López. Provocó un sismo en Morena. Y parece que sufrirá las consecuencias.

Jorge Octavio Navarro

jonasn80@gmail.com / @JonasJAL

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones