Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 13 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Una idea excelente: ¡lotería!

Por: María Palomar

Una idea excelente: ¡lotería!

Una idea excelente: ¡lotería!

Esas tierras de El Rincón
las sembré con un buey pando...

Hay iniciativas que merecen el respaldo entusiasta de las instituciones y de la gente, sobre todo cuando son lúdicas, optimistas y abren un espacio para la diversión y, a fin de cuentas, para la esperanza. El comunicador Mario Ávila Campos, periodista de larga trayectoria, y su esposa Lupita López Arana, de abolengo atlista y de La Experiencia, llevan unos diez años empeñados en una empresa pequeña y admirable, que tiene el nombre de Hilo Negro, casa editorial.*

Todo empezó en la década pasada en El Rincón, municipio de Zapotiltic, de donde viene parte de la familia de Mario Ávila. En las fiestas patronales y con la visita de muchos de los “hijos ausentes”, se le ocurrió hacer un juego de lotería que sirviera para que los oriundos tuvieran siempre cerca a su pueblo. Quizá mucha gente no se decidiría a abrir un libro, pero a todo mundo le gusta jugar a la lotería, algo que suele hacerse en familia y que puede además servir para informar y educar, alimentar la nostalgia, crear identidad, presumir lo propio, acercar a las raíces. El éxito fue rotundo y así nació una magnífica iniciativa que después de una década no se agota y se debe alentar.

Desde entonces, son alrededor de quince los juegos de lotería que han ido produciendo los Ávila López, a veces con el respaldo de alguna institución, a veces por sus propios medios, pero siempre disfrutando el trabajo de investigación que implica cada proyecto: definir y conseguir las imágenes o producirlas ellos mismos, hablar con los cronistas y especialistas, consultar la bibliografía, desplazarse a los distintos lugares... Entre las loterías que ya han hecho están las dedicadas a Jalisco, Guadalajara, San Pedro, Cocula, Chapala... y también algunas temáticas: sobre el tequila (donde tuvieron la colaboración del Consejo Regulador), sobre el agua (con el SIAPA).

El juego que lleva el nombre de La Guadalajara de ayer es especialmente atractivo. Las imágenes, tomadas del Archivo Municipal de la ciudad y atinadamente reproducidas en tono sepia, muestran 54 lugares, edificios, temas y personajes tapatíos de tiempos pasados y llevan al reverso de cada tarjeta de las que “se cantan” una breve explicación. Están ahí, por supuesto, la Catedral, la Plaza de Armas, los Colomos, el Agua Azul, la Barranca, pero también el comercio y la industria, la cantina (la bicicleta de la Fuente, claro está), el sindicato, el jarabe tapatío,  y entre los personajes se ve al charro (Tito Guízar en Allá en el rancho grande), el portero (el Tubo Gómez, por supuesto), la reina (María Félix como reina de los estudiantes), el arzobispo (don Francisco Orozco y Jiménez), el cómico (Palillo)...

Las ideas y el entusiasmo no les faltan a los Ávila López, y tienen en el tintero muchos proyectos nuevos. Han hallado nichos de demanda importantes, en particular el de los paisanos en Estados Unidos. Es de esperar que siga habiendo empresas, instituciones y gobiernos interesados en un proyecto tan amable y que tanto puede aportar. 

YR

Temas

Lee También

Comentarios