Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 21 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

Una discusión necesaria

Por: Gabriela Aguilar

Una discusión necesaria

Una discusión necesaria

La noticia de estos últimos días ha sido la despenalización del aborto en la Cámara de Diputados en Argentina, tras 23 horas de discusión. Las imágenes de miles de mujeres que esperaban la noticia son fuertes y conmovedoras. Se dan la mano, escuchan en grupos, giran alrededor de una misma causa porque saben que, pase lo que pase, ya nada será lo mismo. Llama la atención tanta solidaridad en las calles, pero también la fortaleza de las legisladoras que se unieron para representar a otras mujeres y que pronunciaron los discursos más estremecedores que hemos oído en años. Esto es un comportamiento inédito (al menos en México). Sorprende la coherencia y entrega con las que llevaron a cabo su trabajo. Eso es compromiso con el servicio público real: buscar la solución que represente a la mayoría, sin importar las posturas personales. De eso se trata la madurez política.

Estamos viviendo un tiempo histórico para las mujeres. En redes sociales se hizo eco de lo que se mencionó en esa jornada. “Nuestras abuelas lucharon para que tuviéramos anticonceptivos; nuestras madres nos dieron el derecho al divorcio; y quizás lograremos darles a nuestras hijas la posibilidad de elegir sobre su cuerpo sin tener que pisar la cárcel”. Eso significan los pañuelos verdes que portaron las mujeres en Argentina: la exigencia de que se respete su derecho a gobernar el cuerpo que habitan.

Aquí, según la Fiscalía General de Jalisco, han ido a prisión 44 personas por la práctica de un aborto en los últimos 11 años. En promedio, esas mujeres permanecen encarceladas durante un año. El Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEM) ha llamado la atención sobre la injusticia que esto representa.

Sin duda, el tema del aborto es un debate inacabado. Hace falta hablar por todos los medios posibles de las situaciones que orillan a una mujer hasta esa situación, como la pobreza, la desigualdad, la violencia o la desesperación. Tratar de impedir una realidad que ya sucede no necesariamente significa que aumentarán las mujeres que tomen esta decisión, pero significa que quienes así lo decidan no tendrán que pagar con sus vidas por ello. El enorme paso que ha dado Argentina obliga ahora a los otros países latinoamericanos a sostener reflexiones similares. La maternidad debe ser un periodo de plenitud. Una decisión consciente que vaya acompañada de información oportuna y de un sistema de salud eficiente. De igual forma debe funcionar para prevenir embarazos no deseados y facilitar el acceso a métodos anticonceptivos. Somos testigos de un tabú que ya no se sostiene por sí mismo. Esto nos permitirá discutirlo, enfrentarlo y generar más y mejores alternativas para la vida de millones de mujeres. Eso sí es un buena noticia.
 

Temas

Lee También

Comentarios