Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 12 de Diciembre 2019
Ideas |

Un año, 4 informes

Por: Jaime Barrera

Un año, 4 informes

Un año, 4 informes

El mensaje de ayer del Presidente Andrés Manuel López Obrador con motivo de su primer año de gobierno fue, en la práctica, una especie de cuarto informe, si tomamos en cuenta el que dio el pasado 1 de septiembre, el de los primeros 100 días de gobierno y el del 1 de julio cuando convocó al mismo Zócalo para festejar el primer año de su triunfo electoral.  

En su discurso de casi una hora 30 minutos de la mañana de ayer, López Obrador mantuvo un tono triunfalista al asegurar que los cambios en el país y la cuarta transformación “están a la vista”, con las leyes aprobadas en materia de combate a la corrupción, la austeridad republicana, la extinción de dominio y para combatir la evasión fiscal, así como la nueva Ley laboral que garantiza el voto libre en los sindicatos.

Mas allá de ese autobalance, lo cierto es que AMLO llega a su primer año de gobierno con una alta aceptación popular pese a que muchas de sus promesas siguen siendo aún solo buenas intenciones.

Sin duda sus fortalezas están en ser un gobierno que ha hecho de la austeridad una de sus principales banderas, así como la reorientación del gasto público para privilegiar programas sociales para las zonas del país con menos desarrollo y para los sectores más vulnerables de la población, como el de las ayudas a madres solteras, el de las becas a jóvenes, y el de apoyo a adultos mayores, que habrá que ver en qué grado impactan para el combate a la pobreza.

Pese a tener un claro desprecio a los contrapesos, que quedó patente en la disminución presupuestal de 4 mil 183 millones de pesos a todos los organismos constitucionales autónomos, incluido el Sistema Nacional Anticorrupción, el gobierno de la autollamada cuarta transformación ha sabido permear entre la población que hay avances en el combate a la corrupción.

Las debilidades del gobierno amlista están claramente en los temas de seguridad y de crecimiento económico. En ambos ámbitos los indicadores están lejos de lo que se prometió en campaña. Del 4 por ciento que aseguró López Obrador que crecería la economía se quedó en -0.03 por ciento y hubo una clara caída en la generación de empleos y en la atracción de inversión extranjera. Lo que sí habrá que reconocer es que pese a los rasgos populistas del gobierno de la 4T, se han mantenido finanzas públicas sanas y no se ha gastado más de lo que se recauda.

Pero sin duda es en materia de seguridad donde se ha tenido un rotundo fracaso con las estrategias adoptadas al dispararse como nunca antes los homicidios que ya casi alcanzan los 35 mil. La mayor crisis política que ha tenido el Presidente en este primer año de gobierno fue justamente por su errática política contra los cárteles de la droga, que se reflejó con toda nitidez en el llamado culiacanazo del 17 de octubre pasado, que el Estado mexicano se dobló ante el Cártel de Sinaloa al liberar a Ovidio Guzmán.

Ese caso y la masacre de la familia LeBarón en Sonora volvieron a tensar la relación con Estados Unidos e invadieron e incomodaron a AMLO en su espacio favorito de poder, como lo son sus ruedas de prensa mañaneras.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También