Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 11 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Transformar la refundación o viceversa

Por: Diego Petersen

Transformar la refundación o viceversa

Transformar la refundación o viceversa

Visto desde fuera es simplemente absurdo. Visto como jalisciense es desesperante. La batalla entre el súper delegado del Gobierno federal, Carlos Lomelí, y el gobernador electo, Enrique Alfaro, puede llegar a niveles en los que realmente se afecte la operación del Gobierno y la seguridad, y por lo mismo la calidad de vida de todos nosotros. Ayer vivimos el primer fracaso: no se pudieron instalar las mesas de seguridad en el Estado.

Unos les echan la culpa a otros, pero lo cierto es que estuvieron tan mal planteadas, tan mal convocadas y con tan poca ya no digamos legitimidad (que por más que quieran no es contagiosa) que simplemente no existieron. Mal primer saque, pero una buena lección para todos sobre lo que puede suceder si se impone la lógica del “yo mando”.

Carlos Lomelí está obsesionado en transformar a la refundación de Jalisco y Alfaro en refundar la transformación de López Obrador (es un decir). Ninguna de las dos cosas va a suceder. El Gobierno federal no puede, no debe, imponer su lógica y sus principios en los estados. El Presidente de la República no es ni más importante ni más legítimo que los gobernadores, ni los gobernadores son ni más importantes ni más legítimos que los alcaldes. Son niveles distintos de gobiernos, con atribuciones distintas y, eso sí, con presupuestos distintos. Lo único que tienen en común somos los gobernados y por lo tanto están obligados a coordinarse para brindarnos el mejor de los servicios. Y ahí sí no es cuestión de voluntad, es una obligación porque los ciudadanos somos el objeto por y para el cual trabajan todos ellos. Como todos se sienten Juan Camaney, porque todo el sistema está atravesado por el poder, los señores están obligados a hacerlo dentro de una cosa engorrosa que luego olvidan pero que tienen que cumplir y se llama ley. Para eso los hacemos jurar en la toma de posesión, no es para la foto, es para poderles exigir que cumplan con la constitución y las leyes vigentes.

¿Un delegado puede convocar a una reunión de seguridad? Sí. ¿Los alcaldes y el gobernador están obligados a ir? No. Si el súper delegado y los delegados regionales, a quien nadie conoce ni se ha informado con claridad cuál será su papel, quieren convocar a una reunión lo primero que tienen que hacer es convencer a los asistentes de que vale la pena, no mandarles un papelito en nombre del Presidente.

Gobernador solo hay uno. En Jalisco hoy se llama Aristóteles Sandoval y a partir del jueves será Enrique Alfaro. Ningún delegado puede estar por encima de quienes los jaliscienses decidimos que nos gobernará. Por su parte, el gobernador tendrá que coordinarse con quien el Gobierno federal decida que es su delegado. Ya nos tocará a los ciudadanos y a los partidos combatir esa burla de estructura partidista de Morena disfrazada de delegados de Gobierno.

Aunque se detesten, Alfaro y Lomelí tendrán que ponerse de acuerdo. Hace no mucho eran del mismo bando y se defendían mutuamente, así que no debería de costarles tanto trabajo.

Temas

Lee También

Comentarios