Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Tiempo de resurrecciones

Por: Alejandro Maciel

Tiempo de resurrecciones

Tiempo de resurrecciones

Parece que Roger Federer y Tom Brady no son los únicos en sacudir sus respectivos deportes a una “edad avanzada” en tiempos recientes, ahora también Phil Mickelson y Tiger Woods están buscando hacer lo propio en el golf, y no descarten que esa rivalidad se reavive en las próximas semanas, o incluso en el mismísimo Masters.

“El zurdo de oro” lo venía haciendo muy bien en los últimos dos meses, con varios Top 10 en eventos importantes, y finalmente tuvo su recompensa en el WGC México, al levantar el título en el Club de Golf Chapultepec, después de no lograr una victoria en la gira desde el Open Championship de 2013 en Muirfield (casi cinco años de espera).

A sus 47 años las probabilidades de que volviera a coronarse en la PGA se iban reduciendo dramáticamente, y ya no digamos en un Campeonato Mundial, donde nadie lo había hecho a esa edad hasta ese momento.

El récord para coronarse en cualquier otro evento de esa gira sigue siendo de Davis Love III, quien se coronó a los 51 años en el Wyndham Championship de 2015. De cualquier manera, Phil ya está en la historia con esa victoria, y ahora ¿quién puede decirle que no al sueño de convertirse en el segundo más viejo en ganar un Major?

De lograr el triunfo en Augusta 2018, sus 47 años sólo quedarían cortos de los 48 que tenía Julius Boros en 1968, cuando derrotó a Arnold Palmer en el PGA Championship; lo que nadie le quitaría es pasar a Jack Nicklaus como el de mayor edad en ganar un Masters, ¡y vaya que eso ya es mucho decir!

Si consigue ganar en cualquier otro Major de este año o los que siguen, se aseguraría empatar o pasar el récord de todos los tiempos, y seríamos muy afortunados de presenciarlo.   

Pero no todo lo que brilla es Mickelson…, el “Tigre” estuvo a punto de darnos una tremenda sorpresa en el Valspar Championship el domingo pasado, al quedar sólo a un golpe del inglés Paul Casey, y empatar en el segundo puesto con Patrick Reed.

Lo de Woods hubiera sido algo sumamente inesperado, no tanto por la edad como en el caso de Phil, sino porque apenas viene recuperándose de temporadas llenas de lesiones, y aunque esta vez su avance tanto en el plano físico como mental parece que va en serio, no se esperaba una victoria tan pronto.

Parece que entonces Tiger también puede soñar con volver a levantar trofeos a sus 42 años, y ya veremos si puede hacer un buen papel en los Majors de este año y revivir sus viejas e inolvidables batallas con Mickelson, Sergio García y toda la nueva generación de golfistas talentosos encabezada por Jordan Spieth.

Temas

Lee También

Comentarios