Miércoles, 23 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

En Jalisco ya no hay días festivos

Por: Isaack de Loza

En Jalisco ya no hay días festivos

En Jalisco ya no hay días festivos

Desde hace años, la espiral de violencia que arrastra al país, y al Estado de Jalisco, ha erradicado los días festivos. Cada Navidad, la agenda de seguridad implica un recuento de daños que dista de la felicidad que, en la teoría, va ligada a esa fecha.

Año con año, pleitos, balaceras, personas desaparecidas y asesinatos son parte de la jornada anual. Lo mismo ocurre en Año Nuevo, y este 10 de mayo la celebración del Día de las Madres no escapó a esa lógica.

Ana Karen, José Alberto y Luis Ángel González Moreno son tres víctimas adicionales de ese vórtice de sangre y violencia que ha penetrado en cada sector de la sociedad, y por el cual nada ha podido hacer el Estado.

Sin importar colores, sin importar ideologías, sin importar promesas, todos los gobernantes han fallado rotundamente y se han resbalado en la saliva que derramaron cuando, en campaña, prometieron que el Estado, que el país, cambiaría para bien.

Pasar un 10 de mayo en la sala de velación, con tres de tus hijos en el interior de un ataúd, debe ser, por decir lo menos, horrible. Nadie que no haya pasado por una situación similar puede imaginar el nivel de dolor de una madre que vio crecer a sus pequeños durante 24, 29 y 32 años, y el intenso huracán que hay en su mente al repasar cada sonrisa que compartió con ellos.

Pero la peor tragedia de este país es que ese sentimiento se vive constantemente. Son miles de madres mexicanas, jaliscienses, las que hoy dedicaron su fecha insignia para recordar a sus hijos, a quienes un día fueron niños y necesitaron de ellas, a los que abrazaron, cuyas heridas curaron cuando resbalaron al jugar… y hoy no están.

Ese terror es real. Se vive en Jalisco y en México entero. La realidad, el día a día, demuestran que el crimen ha logrado hacer frente a las autoridades y, pese a miles de millones de pesos invertidos en tecnología de punta para combatirlo, éste ha logrado fortalecerse para jugar de tú a tú en una partida de ajedrez en la que, desde hace más de una década, la desventaja ha sido evidentemente para nuestras autoridades municipales, estatales y federales.

La tragedia de México sí tiene dimensiones, y las cifras son tan abrumadoras que superan la barrera de lo incomprensible, pues sólo en los primeros tres meses del año el Gobierno federal ha contabilizado siete mil 052 muertos, lo que se traduce en un promedio de tres por hora. Una verdadera película de terror.

Jalisco abona a la estadística negra con 495 víctimas (cinco al día), que equivalen a 7% del total nacional. Sin embargo, se trata de casi 500 familias, de núcleos sociales, que han perdido a un miembro. Por las circunstancias que sean, hay tristeza en 500 hogares de Jalisco, y ese es un pendiente enorme que quienes buscan un nuevo puesto de elección popular deben atreverse a cambiar, con hechos concretos, en el corto plazo y sin repartir culpas una vez en el poder.

Temas

Lee También