Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 15 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Sincretismo, inquisición y política

Por: Diego Petersen

Sincretismo, inquisición y política

Sincretismo, inquisición y política

Una vez más, un grupo denominado México Guadalupano ha emprendido una batalla en contra de la escultura sincretismo en defensa de lo que, ellos dicen, es una ofensa para la sociedad. Más allá de la pobreza de los argumentos y las formas de descalificar a quienes tienen una opinión distinta a ellos dentro de la Iglesia Católica, esta inquisición trasnochada está fuera de foco. Dicen, por ejemplo, que el padre Solalinde no es confiable pues no terminó sus estudios de filosofía en el seminario sino en una escuela “laica y socialista”, por lo tanto, sus opiniones no son válidas. O que el cardenal Robles, al no haberse pronunciado en contra de la escultura, está con ellos pues el que calla otorga (con ese argumento, simplista y torpe, podríamos suponer que todos los católicos que no van a sus marchas están a favor de la escultura, pues el que calla otorga). O que el padre Tomás de Hijar se arrepintió, en cortito y sin que nadie más que ellos estén enterados, de sus opiniones públicas. Todo eso para decir que la iglesia católica “no autorizó” la escultura, como si alguien tuviera que pedirles permiso.

Pero, el asunto no pasaría de grillas eclesiásticas, cosas entre ellos, si no metieran a Enrique Alfaro en la ecuación. Los tres lectores del comunicado que circula en redes dicen que el tema no es político, pero atacan directamente al alcalde con licencia y candidato de MC como responsable de la obra. Nunca dicen que fue una decisión del Ayuntamiento, avalada por el cabildo. El reclamo debería ser en todo caso a la autoridad municipal; quien puede tomar una decisión es el actual presidente, no el que ya salió. Para hacer más evidente que sí se trata de un asunto político, en el mismo video acusan a Alfaro de haber votado a favor del aborto cuando era diputado, algo que además de estar fuera de lugar es absolutamente falso. Cuando Alfaro era diputado por el PRD y todos esperábamos que votara en contra de una ley propuesta por Acción Nacional para, “defender la vida desde su concepción”, mejor conocida como ley antiaborto, el diputado abandonó la sala para no tomar postura. Si algo se le puede reprochar a Alfaro en ese asunto es no haber sido congruente con la ideología del partido por el que era diputado.

Por mí que se den hasta con la cubeta, a lo que no tienen derecho estos grupos ni ningún otro es a atentar contra la ciudad

Podemos estar de acuerdo o no con Enrique Alfaro en este tema y muchos otros, pero es evidente que detrás de estas manifestaciones (cada vez más pobres en su convocatoria) hay una manipulación política, una búsqueda, hasta ahora infructuosa, de golpear políticamente a Alfaro acusándolo de atentar contra las creencias de los jaliscienses.

Y por mí que se den hasta con la cubeta; a lo que no tienen derecho estos grupos ni ningún otro es a atentar contra la ciudad, porque Sincretismo puede o no gustarnos, lo que nadie puede cuestionar es el derecho de esa escultura a existir.
 

Temas

Lee También

Comentarios