Martes, 28 de Septiembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Seguridad, cifras y percepción

Por: Jaime Barrera

Seguridad, cifras y percepción

Seguridad, cifras y percepción

En distintas ocasiones he planteado aquí que mientras no dejen de registrarse hechos violentos de alto impacto (como el impune asesinato del ex gobernador Jorge Aristóteles Sandoval, las desapariciones múltiples, cuyas víctimas terminan en las fosas clandestinas más grandes del país, o el tránsito y ataques de grupos armados en las zonas más vigiladas de la ciudad, entre otros), no bajará la percepción de inseguridad entre la población, pese a la buena noticia de la reducción en los índices de los delitos patrimoniales, que en los últimos balances en materia de seguridad ha destacado el gobierno de Jalisco.

Lo que quedó registrado el martes pasado cuando el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer las cifras de homicidios del 2020, es que tampoco la baja de asesinatos que se logró en Jalisco satisface o abona para que los jaliscienses se sientan más seguros y protegidos de la delincuencia.

Al menos así se reflejó en la conversación digital, luego de que el gobernador Enrique Alfaro decidió salir a sus redes sociales, con el tono de confrontación que le caracteriza, a refutar a “quienes quieren hacer creer que en Jalisco no hay avances en materia de seguridad”.

Aunque aclaró que no era para celebrar, destacó que las cifras del Inegi marquen una baja en la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes en Jalisco, al pasar de 30 asesinatos en 2019 a 27 en esta escala de población, mientras que en el país se alcanzó el nivel más alto al llegar a 31. El mandatario estatal resaltó también la disminución de asesinatos que se dio del 2019 al 2020, al pasar de dos mil 525 a dos mil 241, y un 24 por ciento menos que los asesinatos registrados en el 2018, cuando hubo una cifra récord de homicidios.

La polémica y la polarización de opiniones vino en las redes luego de que el gobernador interpretó estas cifras como “una muestra” de que en su gobierno van “por el camino correcto” en materia de estrategia y acciones contra la inseguridad.
Por un lado estaban los que respaldaban ese autobalance a partir de las cifras del Inegi, pero otros muchos cuestionaban que no se ponderara que la baja de homicidios ocurrió en el año de la pandemia, que disminuyó la dinámica social por las medidas de confinamiento.

Se criticó también que se considerara que se ve por el “camino correcto” cuando Jalisco sigue a la cabeza en casos de desapariciones y fosas clandestinas, y al alza en feminicidios.

Así, pues, es innegable que es positivo que vayan a la baja los asesinatos en Jalisco, pero lo cierto es que hace falta mucho por hacer para someter y controlar a los grupos delincuenciales que cada vez con mayor frecuencia desafían a las corporaciones policiales federales, estatales y municipales que provocan que la ciudadanía se sienta en un estado de indefensión.

Temas

  • Inseguridad
  • Violencia
  • Inegi

Lee También