Martes, 30 de Noviembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Reforma energética

Por: Luis Jorge Cárdenas Díaz

Reforma energética

Reforma energética

La reforma energética tiene su origen en el Artículo 27 Constitucional, impulsada por el Presidente Lázaro Cárdenas en 1938, que mantenía la propiedad exclusiva del Estado sobre los recursos materiales del subsuelo y suprimía las concesiones sobre el petróleo y los carburos de hidrógeno.  

Las modificaciones a la Constitución fueron publicadas en noviembre de 1940, en las que se admite la colaboración de la iniciativa privada siempre y cuando no se trate de concesiones.

No obstante, en 1958 se expidió una Ley Reglamentaria del Artículo 27 Constitucional que eliminó la posibilidad de celebrar contratos con particulares en la exportación de los hidrocarburos.

En 1982 López Portillo nos engañó haciéndonos creer que necesitábamos aprender a administrar la abundancia apoyado en las constantes alzas del precio del petróleo que de 4 dólares llegó a subir a más de cien dólares el barril.

En abril de 2012, siendo candidato a la presidencia, el Lic. Peña Nieto se comprometió a concretar una reforma energética para disminuir las tarifas eléctricas.

Finalmente, en agosto de 2014 se expidió la legislación suplementaria que permitiría obtener un beneficio económico directo e indirecto, para lo cual se expidieron 9 leyes nuevas y se modificaron 12 leyes existentes, por lo que para entender el terreno que pisamos los mexicanos en materia energética se requeriría crear un doctorado especializado en materia energética.

Las nueve leyes nuevas son: Ley de Hidrocarburos, Ley de la Industria Eléctrica, Ley de Órganos Reguladores Coordinados en Materia Energética, Ley de Petróleos Mexicanos, Ley de Comisión Federal de Electricidad, Ley de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos, Ley de Energía Geotérmica, Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, Ley del Fondo Mexicano para la Estabilización. Además, el 31 de agosto de 2014 se expidieron 25 Reglamentos.

La reforma energética impulsada por Peña Nieto estuvo plagada de controversias. Muchas de ellas se han centrado en el tema de la privatización y la bursatilización, tomando como ejemplo otros países, pero siendo los energéticos de mucha volatilidad sería muy riesgosa la reforma.

Ahora, nuevamente pretende AMLO hacer una reforma a modo en la que estima para 2023 la empresa estatal estará abasteciendo el 45% de la demanda de gasolina y diésel.

Por otra parte, Pemex considera que la creciente competencia dificultará que se coloque más de un millón de barriles que espera producir.

AMLO nos tiene en ascuas al desestimar la reforma energética impulsada por Peña Nieto y se teme que suceda lo mismo que con el aeropuerto de Texcoco que se canceló con una pérdida de más de 300 mil millones de pesos.

Si bien la pandemia contribuyó a minimizar el daño por la baja en el turismo, con los energéticos no sucedería lo mismo y además de la pérdida económica tendremos el daño ecológico al abandonar las energías limpias y favorecer a Pemex con la producción de energéticos que en el futuro cercano cambiarán por otros como la energía eólica, solar, atómica y geotérmica. 

La realidad es que el oro negro nos ha traído más perjuicios que beneficios, siempre ha sido un foco de corrupción del que se han beneficiado líderes obreros y funcionarios venales y no tenemos muchas esperanzas de que esto cambie. 

luisjcardenas2@hotmail.com

Temas

Lee También