Domingo, 26 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Prometer sí empobrece

Por: Rubén Martín

Prometer sí empobrece

Prometer sí empobrece

Dice un dicho que prometer no empobrece, pero me temo que tratando de promesas hechas en las campañas electorales, habría que reformular el dicho y plantear que las promesas por parte de los candidatos sí pueden terminar empobreciendo a la población gobernada. Podemos ver esto revisando las propuestas que el candidato y las candidatas a la gubernatura de Jalisco presentaron el sábado pasado en el segundo debate que sostuvieron en Ciudad Guzmán. Uno de los temas fueron las propuestas de mejora o creación de nuevas infraestructuras, lo que fue aprovechado por los aspirantes para lanzar su cartita al Niño Dios.

Por ejemplo, Claudia Delgadillo candidata de la coalición de Morena, partidos Verde, del Trabajo, Futuro y Hagamos, prometió dos líneas de Tren Ligero (la 5 y la 6), la ampliación de las líneas existentes (1, 2 y 3), rehabilitación de carreteras, dos Hospitales Civiles regionales y mejorar infraestructura vial en el Área Metropolitana de Guadalajara. Laura Haro Ramírez, candidata del PRI, PAN y PRD ofreció ampliar carreteras, un eje ferroviario a Encarnación de Díaz, así como crear una Policía Ambiental. 

El candidato de Movimiento Ciudadano, Pablo Lemus Navarro, planteó también una 5º línea de tren eléctrico que cruzaría la metrópoli de El Salto a Zapopan, pasando por Tonalá, Tlaquepaque y Guadalajara; extender el Macrobús a Tonalá; cinco hospitales estatales, reactivar los aeropuertos de Lagos de Moreno y Chalacatepec en la costa; y mejorar o ampliar infraestructuras educativas y de salud. Ya encarrerado, Lemus decidió ampliar su propuesta de infraestructura en movilidad el lunes pasado y ayer presentó su plan completo de obra pública que incluye renovaciones o nuevas infraestructuras en todos los rubros del Estado. 

Prácticamente Jalisco sería rehecho por completo, si es que se pudieran llevar a cabo todas las promesas de los candidatos. La experiencia nos dice que no será así, muchas quedarán como ocurrencias o como buenas propuestas que no se llevan a la práctica.

¿Cuánto nos costaría cumplir con estas promesas y de dónde saldrían los recursos para pagarlas? Es algo que no nos han dicho por completo los candidatos. Ayer el abanderado de MC, al hacer un resumen de sus 70 propuestas que ha presentado puso cifras a su cartita de promesas: anticipó que costarían unos 150 mil millones de pesos (MDP) a lo largo del sexenio, lo que implican unos 25 mil MDP de pesos cada año. Implicaría crecer la inversión pública de modo significativo, pues para este año se asignaron para obra pública unos 19 mil MDP.

La otra parte del problema es saber de dónde saldrán los recursos para financiar las promesas de infraestructuras presentadas. Hay al menos tres opciones: recursos presupuestales públicos (y gestionar apoyos federales); deuda pública; o la alternativa que han ido imponiendo gobiernos del PAN y de MC: la entrega de estas obras a la Iniciativa Privada mediante concesiones o contratos públicos-privados, como es el caso de la Línea 4, la ampliación de la planta de El Ahogado, o el programa A Toda Máquina con el que se estrenaron los escándalos en el actual sexenio.

A juzgar por la historia reciente, todo indica que de ganar Pablo Lemus se optaría en muchos casos por este modo de financiar obras e infraestructuras o aumentar la deuda pública. Sería la peor opción para cumplir con las promesas de campaña. Pero tampoco sabemos de dónde sacaría los recursos la candidata de Morena, Claudia Delgadillo, en caso de que ella fuera la vencedora de la elección. 

En cualquier caso, desde la sociedad se debe cuestionar esta tendencia de virtual privatización de los servicios públicos que ha venido imperando en los pasados gobiernos del PAN, el PRI de Aristóteles Sandoval y de los gobiernos de MC. Esta opción hace que salga más caro el caldo que las albóndigas, pues a la larga por el pago de servicios y rendimiento de la inversión privada, el costo de las obras es mucho más caro que si se opta por invertir dinero público para costear dichos proyectos. Recuerden, prometer sí empobrece en el ejercicio de Gobierno.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones