Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 24 de Abril 2018

Ideas

Ideas |

Prometer no empobrece

Por: Carlos Enrigue , El Informador

Prometer no empobrece

Prometer no empobrece

Entrados en temporada electoral nos encontramos con curiosidades que en mi opinión solamente suceden en nuestro entorno ya que ostentamos el primerísimo lugar mundial en el costo de las elecciones, un sistema en el que muy pocos creen y muchos menos gozan (desde luego los que tienen la posibilidad de meter la mano en la muy generosa ubre del sistema electoral) y lo hacen en virtud de que su actuación hasta ahora ha resultado absolutamente intrascendente; cuando menos hasta ahora no ha habido una elección en las que la mayoría de los miembros del glorioso infelizaje quede complacido y esta, por los vientos tampoco pinta muy bien.

Para empezar se proporciona a los partidos una millonada, para que “los otros malos” no metan su sucio dinero en nuestro limpísimo sistema electoral, cosa que muchos no entendemos; así, en cualquier lugar civilizado -que los hay aunque muy lejos de aquí- lo que harían sería juzgar y sancionar al malvado donante y de la misma manera al pernicioso candidato; para evitar ese horror aquí decidieron entregar millonadas a los candidatos, los que según la creencia popular -falsa o verdadera- de que esos malos, que trataban de evitar, de cualquier manera entregan su óbolo al sufrido candidato, que humildemente y dadas sus buenas intenciones ya que es bien bueno y la nobleza de su causa justifica su aceptación.

Por fortuna la mayoría de nuestros amados gobernantes no tienen baja su autoestima. Si no me cree, busque usted al funcionario que le parezca que haya hecho el peor trabajo en su actividad oficial y que desde luego tenga aspiraciones de un nuevo hueso, su auto calificación será excelente lo que no creo coincida con la opinión que la raza pelona tiene de ellos.

Desde luego las elecciones no se tratan, de ninguna manera de elegir a las mejores personas, no, se trata de elegir, si es que hay que hacerlo, hay que elegir a los menos malos -si se pudiera evitarlas, muchos lo preferiríamos- y sería interesante que hubiese candidatos mudos. Creo, sin estar seguro, que Quevedo dijo, algo así como, que el que más promete es el que menos está dispuesto a cumplir esas promesas.

Ahora que somos tanta gente que se hace evidente que cada cual tiene su propia idea de cómo debe gobernarse, los hay a quienes guste hablar de las reformas estructurales, que en su momento anunciaban cambiarían la vida en México; a otros los impacta la llamada obra pública; habrá a quienes emocionen las ayudas sociales. A final de cuentas todos debemos tener derecho a que nos gusten o no las acciones  de las autoridades y lo que es cierto es que también debemos tener el derecho de tomar en cuenta o no esas acciones para emitir nuestro voto.

Por mi parte yo tomaría en cuenta si algún día se llegara a reducir el escandaloso gasto público, aunque no hicieran todos los logros que presumen. Así que usted elija.

@carlosmorsa

DR

Temas

Lee También

Comentarios