Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 22 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

"Promesas"

Por: Carlos Enrigue

"Promesas"

Sufriendo el último tercio de las absurdas campañas electorales, que cuando menos en mi entorno vital no han causado el entusiasmo que declaran los aspirantes al hueso; más que al hueso, a la carnita que lleva incluida. Pero que deseo la gocen y lo cierto es que como a mí me enfadan, no he profundizado ni pienso hacerlo en sus propuestas, aunque, superficialmente por las promesas publicadas yo creo que esta campaña bien podría señalarse como en las discusiones infantiles “un puntito más de lo que tu digas”.  

Y así, si un candidato dice que se rebajará el sueldo (que el salario entendemos es la mínima parte del ingreso) pero rebaja que nunca ha sucedido, cuando menos en forma sustancial; el siguiente candidato dirá que el donará su parte, a lo que un tercero dirá que él o ella no va a cobrar ni un cinco y obligue a otro a afirmar que de su dinero repartirá cinco o diez veces su salario. Desde luego que es evidente que ninguno tiene, ni por asomo, ganas de cumplir con esa promesa - ni aunque la firme-, pero algo tienen que decir, al fin que se trata de platicar.

De la misma forma uno promete que llegado al paraíso, si así lo decide la voluntad popular, abrirá 10 escuelas al mes, el siguiente prometerá 15, el siguiente dirá que le robaron la idea, que él o ella pensaba dar 20 y así sucesivamente irán  aumentando la oferta y creo que ya vamos en oferta de una o varias universidades. Desconozco el nivel académico y estudiantil de los señores y señoras candidatos y candidatas, pero es de agradecer que tengan la sabiduría como elemento de desarrollo.

Claro que unas escuelas o universidades por excelentes que sean no sirven de nada - o de muy poco- si solo producen conocimiento; éstas solo servirán si es que van acompañadas de gadgets tecnológicos y así,  la oferta solamente tendrá sentido si es que puede darse a los alumnos y por qué no también a los docentes computadoras “de última generación” y transvales , aunque los odien los transportistas y como con hambre no se puede aprender, pues las instalaciones tendrán comedores en que lucirán mesas como en las películas de Juan Orol con frutas que se desborden.

Como ellos son deportistas eliminaremos los horrores de la comida grasosa, de esas fritangas de las que tanto gustamos los ciudadanos comunes, que no tenemos acceso a tan deseada sabiduría.

De ahí seguirán pensiones para hombres viejos, panzones y pelones, a las madres - no distingo si solteras o casadas- a las abuelas y a las entrañables quinceañeras su fiesta con chambelanes (podemos para ello podemos utilizar a nuestros académicos policías, que parecen no tienen otra cosa que hacer). A este respecto sugiero cuidar las manos de los que reparten.

Y el  colmo lo será que los aspirantes han decidido hacer debates, a todos los niveles , sin edecanes. ¡ A quién se le ocurre y a ver quién los ve!

DR

Temas

Lee También

Comentarios