/contenidos/2018/03/02/noticia_0047.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 25 de Junio 2018
Ideas |

Pita Raygoza

Por: Maya Navarro de Lemus

Pita Raygoza

Pita Raygoza


Hoy vamos a hablar de Pita Raygoza: una escritora de cuentos, novela y poesía, que al igual que todos los creadores eligió ser rebelde, su rebeldía se centra en el hecho de escribir. Ya que un acto que parece tan innocuo como plasmar ideas en un papel, resulta ser todo un movimiento insumiso pues la literatura nunca será inofensiva.

Desde niña aceptó las lecturas que una tía le acercaba con profusión, leyendo y releyendo cuanto libro o revista caía a sus manos, y la escritura se le acomodó para reconocerse y recrearse y al mismo tiempo, reconocer y recrear ciertos asuntos del mundo, un mundo lleno de tradiciones, costumbres y leyendas en la cercana villa alfarera de San Pedro Tlaquepaque.

Aunque su pasión siempre fue el escribir, la vida la llevó a estudiar química, enfermería y otras cosas; trabajó en su Alma Mater, la Universidad de Guadalajara impartiendo la materia de química, guardando con celo sus aspiraciones a escribir lo que en su pecho y en su mente bullía.

Afortunada, alcanzó la jubilación y con ella su liberación para dedicarse a tomar cursos y talleres literarios que le permitieron tener una colaboración en la revista Selecciones del Readers Digest; sus escritos integraron parte de las compilaciones de los Talleres Literarios: De los deseos y otros asuntos. Aquí no acaba el cuento, ¡Abrapalabra!, Claroscuros. Resultó ganadora del concurso de cuento y poesía Adalberto Navarro Sánchez, y como resultado de este premio le editaron el libro “La confesión y otros cuentos”. Ha colaborado con diversas historias en el periódico Emisor Circular, publicó el libro de poesía infantil ilustrado ¿Qué pasa bajo Soluna?  Y está próxima a ver la luz una novela titulada Todas las guerras del mundo. Pertenece a las integrantes del Diccionario de Escritoras en Guadalajara, libro de investigación realizado por la Investigadora y Escritora Silvia Quezada.

Regresando a la rebeldía antes mencionada, *el título de su libro ¿Qué pasa bajo Soluna? Visto por encima, parece inofensivo, la pregunta llega y se acomoda en algún lugar de nuestro cerebro y éste busca las respuestas con lo sabido, lo consciente y lo inconsciente, ¿por qué soluna? ¿y no simplemente Sol o Luna? y aquello que tan inocentemente leemos, nos abre las compuertas del pensamiento, y por eso decimos que la literatura nunca es inofensiva, porque cuando el individuo piensa y busca soluciones, corre el riesgo de convertirse en otro rebelde.

¿Qué pasa bajo soluna? Es un libro pensado en los niños, pero tal vez sean los adultos quienes resulten sorprendidos al ver el resultado de la conjunción de la escritora con la ilustradora Adriana Rivera, ambas creadoras logran una obra digna de ser estimada y justipreciada.

Por otro lado, si nos atenemos al título del libro de cuentos La confesión y otros cuentos uno se pregunta: ¿qué es una confesión?, ¿qué se confiesa?, ¿con qué motivos?, ¿para qué?* si buscamos las respuestas a estas preguntas nos convenceremos de que en la literatura no hay nada innocuo.

Como maestra de química Pita cedió a la tentación de que en sus narraciones se manejen ciertas cuestiones relacionadas con la materia, también se inspira en la mitología griega o en pinturas de famosos como Eduard Munch, un antecedente literario lo es Juan José Arreola, asimismo encontramos algunas reminiscencias de su infancia. De cualquier modo, los personajes de La confesión y otros cuentos son, en su mayoría, prototipos de las debilidades humanas. El egoísmo, la maldad, la venganza y el odio están presentes, encarnados en seres de papel que reaccionan ante los estímulos de las acciones de los otros, sus antagonistas. Las historias se acercan al tono de la fábula, porque los ruines encuentran finales poco propicios. El estilo es fluido y ameno, breve e intenso en sus composiciones: cuentos con cierre inesperado o relatos de ritmo vertiginoso, llenos de ingenio”.

Vicente.

“Martillea, martillea, endereza el ángulo y la zeta. /Seguetea, seguetea, corta el fierro a su medida. / Calienta, calienta, al rojo vivo la varilla. / Golpea, golpea, dale forma de espiguilla. /Mide, corta, fragua, dobla, tiembla, suelda. / Esmerila y de tus callosas manos brotan/

¡Mil formas de maravillas!

Eres herrero que con mano fuerte da vida/ Fundes y fraguas sueños con porfía”.

Su especialidad son cuentos, novela y poesía.

Temas

Lee También

Comentarios