Viernes, 15 de Octubre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

No le alcanzaron los 40 años de lucha

Por: Ivabelle Arroyo

No le alcanzaron los 40 años de lucha

No le alcanzaron los 40 años de lucha

Digamos que no fue trampa la elección de Rosario Piedra para la CNDH. Sólo para no perder tiempo digamos que fue torpeza, que los senadores del bloque gobiernista se hicieron bolas. Da igual, de todas formas tienen la mayoría y es muy factible que su voluntad se haga. Para eso tienen curules, para eso ganaron el voto.

Partamos entonces de que fue torpeza y pasemos a lo que importa: la elección de una morenista como nueva titular de la CNDH. ¿Por qué diablos arman tanto escándalo los opositores si la mujer es todo corazón, activista de 40 años, familiar de víctima e hija de luchadora social?

¿Por qué? Pues porque todo eso parece no haberle servido para entender un par de cosas. ¿Recuerdan cuando Virgilio Andrade salió a decir que la Casa Blanca no constituía conflicto de interés alguno para los funcionarios en turno?

Los argumentos legales y la investigación eran buenos. Pero ¿saben por qué nadie los consideró válidos? Porque Virgilio era un hombre cercano al Presidente y su labor era vista como de protección. Por eso sus credenciales, su capacidad técnica y su investigación no funcionaron. Daban igual. Él era el títere del Ejecutivo.

Pues el Presidente Andrés Manuel López Obrador está cometiendo exactamente el mismo error, con la complicidad penosa de alguien que debería ser la primera en la fila para evitarlo, es decir, Rosario Piedra. Olviden esa patraña de que a diferencia de Peña, este Presidente sí será honesto. Olvídenla. Estamos hablando de otra cosa: de la capacidad de la CNDH para justificar su existencia.

Sólo para fines argumentales, otra vez, digamos que Piedra nos sale buena. Que a pesar de que las autoridades son de Morena y ella tiene afinidad con ese partido y sus integrantes, Rosario se faja la falda, se arremanga la blusa y emite recomendaciones poderosas en el caso del aeropuerto de Texcoco, la Guardia Nacional, la muerte de niños por la falta de medicamentos o las muertes de migrantes en nuestra frontera sur. Nada más por poner cuatro ejemplitos de poca cosa.

Digamos que lo hace, que se lava la mancha morena y nos calla la boca a todos los que creemos que la independencia institucional requiere más que fortaleza individual.

Y luego piensen que en una de esas, con la misma independencia, no emite recomendación. Investiga y concluye que las órdenes presidenciales a la Secretaría de Salud no constituyen una violación a los derechos humanos de nadie.

¿Saben qué va a pasar? Carcajada general. Los talentosos harán chistes en las redes y Rosario acabará como Virgilio: en un meme que la dibuje como títere, después de 40 años de lucha social.

La CNDH es un monstruo obeso a la que le pedimos más de lo que debe dar. Pero al ombudsman sí que se le puede y debe pedir todo, pues es su rostro y su fuerza contra la del Estado mexicano. De hecho, ¡eso es lo único que sirve de la CNDH!

Pero bueno, supongo que 40 años de lucha no le alcanzaron a Rosario para entender eso.

Temas

Lee También