Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 16 de Julio 2018

Ideas

Ideas |

Mi trabajo es más importante que tú

Es un modo muy común de serle infiel a la pareja, al poner por encima de todo el interés laboral, dejando en segundo lugar a la esposa y a los hijos.

Por: Guillermo Dellamary

Es un modo muy común de serle infiel a la pareja, al poner por encima de todo el interés laboral, dejando en segundo lugar a la esposa y a los hijos.

    El problema es que la mayoría de los que practican este modo de vida, lo suelen justificar de una manera muy fácil y práctica. Los recursos económicos son indispensables para la sobrevivencia de la familia, sin ellos habría escasez. Y eso no debe ni puede suceder.

    Así que los negocios, las juntas de trabajo, los viajes y todo cuanto el trabajo exige, es mucho más importante que compartir más tiempo con el amor de tu vida.

    Peor aún,  son los esposos que sí están a tu lado, pero su mente y enfoque están en la chamba. Particularmente cuando la tableta o el celular es el instrumento de trabajo. Simplemente se está físicamente pero no se atiende al ser amado. Y es evidente que esta actitud y mal hábito, enfada mucho a la pareja y los hace distanciarse.

    Es muy cierto que el trabajo de ambos es muy importante, pero no a costa de la relación. Ese es uno de los aspectos que se tienen que aprender a manejar bien. Nunca hacer sentir a la pareja que hay algo más importante. Hay muchas maneras de estar bien con el trabajo y el matrimonio. De aquí la importancia de la fidelidad.

    Los que piensan que la infidelidad es sólo con otras mujeres, están muy equivocados, de hecho muchos estudios confirman que el trabajo genera más distancia y ruptura en las relaciones conyugales. Aunque emocionalmente no es tan agresivo, porque regularmente no duele ni lastima tanto como una infidelidad afectiva, emocional o sexual. Además el trabajo deja dinero y con ello una mejor calidad de vida económica, por lo que se puede entender y justificar que vale la pena seguirlo haciendo. Lo que evidentemente no sucede con otra relación.

    La fidelidad conyugal es algo muy serio que se necesita cuidar y cultivar todos los días, y cuando uno de los dos comienza a descuidar su relación, por cualquiera de los motivos que ya hemos analizado (como trabajo, hijos, familiares, espectáculos, etc.) el deterioro del vínculo se tambalea de tal manera que en muy poco tiempo los conflictos y crisis los van alejando hasta que llegue un momento de ruptura.

    Así que a continuar con darle mucha importancia a tu trabajo, pero no más que a ella y a tus hijos.

Temas

Lee También

Comentarios