Lunes, 18 de Enero 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Marissa Jiménez

Por: José M. Murià

Marissa Jiménez

Marissa Jiménez

Recientemente nos ha dado por hablar de jaliscienses que han destacado fuera de casa, de manera que me permito hacer un apunte de una extraordinaria bailarina tapatía que ya ha punteado los mejores escenarios y que, no me cabe la menor duda, merecería un apapacho local.

Marissa nació aquí en año que no voy a revelar, pero sí estoy obligado a reconocer que, como lo mejor de la danza jalisciense, pasó primero que nada por la benemérita escuela de ballet de la Maestra Doris Topete y, en 1996, sin haber cumplido los diez años, ya ganó un espléndido segundo lugar en un concurso de “Ballet Clásico” que se llevó a cabo en la ciudad de Guadalajara. El cual vino acompañado con un premio adicional que se denominó “Futuro de la Danza”.

A partir de ahí, ya no pasó nunca desapercibida de ninguno de los concursos en que participó: segundos y terceros lugares por doquier, hasta que, en 1999, puede decirse que estuvo lista para saltar a palestras de primer nivel, después de ganar, con la más alta calificación posible, el Cuarto Concurso de Ballet Clásico celebrado en Guadalajara.

Siguieron premios por diversos países de América y el salto grácil a escuelas y escenarios alemanes que le sirvieron de plataforma también para presentarse con éxitos extraordinarios en diferentes lugares tales como Praga, Lyon, Lausanne, lo mismo en concursos que en funciones regulares…

Más de una década después, habiendo pasado con sendas becas en Nueva York y Hamburgo, acabó graduada en la famosa escuela de Ballet de esta ciudad en 2006.

Entre los años de 2013 y 2019, la ya consagrada bailarina Jiménez Barragán, sentó sus reales en Guadalajara, contribuyendo sobremanera a la recuperación de un capa caído ballet jalisciense, que adquirió entonces un aire inusitado, pero el tropezón cultural que padeció todo el Estado a fines de 2018 coadyuvó a que aceptara finalmente las reiteradas invitaciones de sumarse a la Compañía Nacional de Danza.

Han sido dos años de una febril y exitosa actividad, lo mismo en la capital que en diversos lugares del mundo.

Como es de suponerse, durante esta impresionante carrera ha representado papeles de prácticamente todas las principales obras mundialmente conocidas, dándole a su currículum  una consistencia que el de muy pocas bailarinas tienen, lo malo es que ya no hemos tenido la oportunidad de verla en nuestros escenarios, pero nos quedan los buenos recuerdos de cuando tuvimos la oportunidad de hacerlo, aunque también con el remordimiento de no haberlo aprovechado cuanto se hubiera podido.

Supongo que es normal que nadie sea profeta en su tierra, pero consagrada como está, valdría la pena que, de vez en cuando, fuera invitada a darse una vueltecita por aquí, al fin y al cabo su querencia por el terruño no se ha perdido.

Temas

Lee También