Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 21 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

Maquiavélicos

Por: Jaime Gallardo

Maquiavélicos

Maquiavélicos

Después de un rechazo prácticamente unánime al proyecto de desaparecer por cuatro años el ascenso y el descenso, la semana inició con una reunión en las instalaciones de la FMF en Toluca, entre representantes de equipos de la Liga de Ascenso y Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, y quien ha tenido que desempeñar en varias ocasiones el triste papel de defensor de lo indefendible porque así se lo han ordenado sus jefes que son los dueños de los equipos.

Según trascendió, Bonilla explicó la idea del proyecto aclarando que no hay nada definitivo, que se puede modificar o incluso desechar. Por su parte, los representantes de los clubes de Ascenso expusieron sus inquietudes al titular de la Liga MX quien se comprometió a hacerlas del conocimiento de la Comisión de Desarrollo Deportivo, que en el mes de marzo se volverá a reunir.

Lejos de tranquilizar a los dirigentes de los equipos de la Liga de Ascenso, su inquietud sobre el tema se mantiene. Y no es para menos, porque el siniestro plan sigue en curso, desde luego que hay estatutos, asambleas y elementos que se podrían considerar como “candados” que impedirían la aplicación de la medida.

Por lo que ya planean tomar medidas preventivas, en caso de ser necesario, y llegar a las instancias que haya que hacerlo, a efecto de impedir la abolición del descenso. Si de algo está lleno el futbol mexicano es de antecedentes en los que, a nombre de los intereses comerciales o políticos se pisotean estatutos, reglamentos, Comisiones, etc. Y no digamos merecimientos deportivos.

Decio de María se pronunció públicamente en contra de la medida. Si el presidente de la FMF mandara, el proyecto en automático debería quedar desechado.

No sería la primera ocasión que se recurre a la alquimia para proteger algún coto de poder, alguna vez de un “plumazo” de la noche a la mañana desaparecieron al Irapuato y al Veracruz; muy común ha sido el carrusel de franquicias en el que una plaza que cuyo equipo se ganó en la cancha el derecho a mantener la categoría, se quedó con un palmo de narices simplemente observando la mudanza de su equipo, así le ocurrió a San Luis Potosí, cuando Querétaro descendió; Jaguares de Chiapas se fue a la capital queretana, y el San Luis emigró a Tuxtla Gutiérrez o el caso de los Reboceros de La Piedad que legítimamente, en el terreno de juego, ganaron el derecho a jugar en la Primera División, después de conseguirlo, su estadía en la sede michoacana no duró más de una semana al anunciarse que la franquicia se trasladaría a Veracruz, habiendo un reglamento que establecía que un equipo que ascendiera debería jugar por lo menos un año en la plaza que ascendió.

Afortunadamente, aunque sea de manera incipiente y sin garantía de éxito, pero hay voces discordantes, manifestaciones de inconformidad o de rechazo a decisiones o imposiciones de la Liga o de la FMF ya sea de dueños o directivos de equipos, asociación de futbolistas, árbitros, medios de comunicación y desde luego aficionados, que por lo menos meten algo de presión y le quitan la hipócrita unanimidad con la que según la Federación toman las decisiones.

Temas

Lee También

Comentarios