Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 21 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

Los retos de la Legislatura LXII

Por: Jaime Barrera

Los retos de la Legislatura LXII

Los retos de la Legislatura LXII

Si bien las dos pasadas Legislaturas lograron redireccionar en algo la agenda del Congreso y dejaron a un lado los escándalos de corrupción que tanto desprestigiaron la figura del diputado, es claro que aún queda mucho por hacer para recobrar integralmente su reputación.

La Legislatura LXII que ayer inició su historia tiene ese reto. Como ocurre siempre, las y los coordinadores parlamentarios de las siete fuerzas políticas (MC, PAN, Morena, PRI, PRD, PT y Verde) que estarán representadas en el Poder Legislativo local expresaron ayer esas buenas intenciones, que también siempre se van diluyendo en el camino.

Dijeron estar comprometidos a escuchar las demandas de los ciudadanos que dicen representar, combatir la corrupción e impulsar iniciativas que contribuyan al desarrollo de Jalisco.

Para cumplir con ello, las y los diputados de la LXII Legislatura en la que repite como fracción mayoritaria la bancada naranja y debuta Morena en la vida parlamentaria de Jalisco, y cuenta con los primeros legisladores reelectos, deben iniciar por reordenar la casa.

Sería un muy duro golpe para su credibilidad que no corrijan el dispendioso gasto que se están proponiendo para el siguiente año.

De los 985 empleados que recibieron, quieren aumentarlos a mil 097 plazas, lo que significaría pasar la nómina de casi 731 millones de pesos a más de 742 millones de pesos anuales. Eso mantendría al Congreso local muy por arriba de la tasa de burócratas legislativos que es de 441, lo que lo coloca como uno de los más caros e ineficientes del país según el Informe Legislativo que elabora el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco). También son los diputadas y diputados locales más caros. Partiendo de que el presupuesto del Congreso en 2018 fue de 704.4 millones de pesos, cada legislador jalisciense cuesta 18 millones de pesos, mientras que en cada una de las y los 500 diputados federales se erogan 16.8 millones. Otro pendiente en su manejo presupuestal será transparentar el gasto que hacen en comisiones en las que dicen cuánto gastan pero no en qué. Ahí tienen mucha tela de donde cortar para empezar a cumplir sus buenos propósitos.

Otra prueba la tendrán cuando tengan que hacer nombramientos, sobre todo los que tengan que ver con el Poder Judicial, en los que siempre se ha impuesto la lógica de los cuates y las cuotas partidistas por encima del bien común.

Sin la presencia ya de diputaciones independientes, el reto de la Legislatura LXII será que no se imponga la agenda y los tiempos de la partidocracia que den la espalda a los intereses ciudadanos.

Los buenos momentos de la Legislatura que los antecedió vinieron justamente cuando hicieron a un lado sus intereses partidistas y legislaron, por ejemplo, para derogar el fuero constitucional, disminuir el financiamiento público a los partidos políticos y para la construcción inicial del Sistema Estatal Anticorrupción.

Ojalá la Legislatura LXII que inicia lo tome en cuenta y construyan día con día una mejor historia para nuestro Congreso.   

Temas

Lee También

Comentarios