Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 12 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Los beneficios del masaje linfático

Por: Blanca Alcalá

Los beneficios del masaje linfático

Los beneficios del masaje linfático

El drenaje linfático es una especialidad de masaje que actúa directamente sobre el sistema linfático. Este masaje es el responsable de eliminar las toxinas y mantener en forma el aspecto inmunitario. Los efectos de este tratamiento se nota directamente sobre la piel, ya que activa la circulación y micro circulación, haciendo frente a la celulitis al evitar la retención de líquidos.

La circulación linfática se liga a la sanguínea, pero la linfa circula en una sola dirección, es decir desde los órganos hacia el corazón. El sistema linfático funciona como aparato de depuración o limpieza y también como sistema de protección y defensa del propio organismo. La nutrición que aporta a los tejidos por su efecto limpiador se ve reflejada en la piel realizando un cambio favorable al adquirir más hidratación y suavidad.

La mayor parte de los tratamientos estéticos generan un incremento en la irrigación nutriendo y oxigenando la piel sobre el área tratada.

El masaje linfático en el rostro aporta muchos beneficios como es la parte orbicular de ojos eliminando ojeras y la retención de líquidos que se acumula en esta zona.

Esta forma de masaje se inicia en cuello subiendo a la parte inferior de rostro, media y alta.

El masaje linfático corporal se aplica para evitar y eliminar la celulitis ocasionada por la retención de líquidos, grasa y toxinas mediante el masaje manual, esta terapia elimina el estancamiento de líquidos de una forma natural y es considerado especialmente como anticelulítico.

Excelente tratamiento después de una cirugía estética o cualquier intervención quirúrgica.

Son los griegos a los que se les atribuye el descubrimiento de los poderes de este método de drenaje linfático, siendo mucho tiempo después cuando se desarrolló este sistema de masaje por reconocidos terapeutas.

¿Cómo se realiza?

Consiste en hacer llegar a los territorios linfáticos sanos el líquido acumulado en las zonas de edema por medio de manipulación o masajes. El drenaje linfático debe ser practicado por personas especializadas.

En una sesión de drenaje linfático, dos movimientos son importantes. Uno llamado de evacuación destinado a evacuar la linfa a distancia de la zona enferma hacia los vasos recolectores sanos.

El segundo es de captación o reabsorción para favorecer la penetración de la linfa en los vasos linfáticos a nivel de la zona de edema.

En la actualidad se puede realizar con aparatología como es el ultrasonido que realiza manipulaciones hacia la linfa, es otra opción  para tratamiento de celulitis edematosa, blanda y compacta.

La celulitis se presenta por desequilibrios orgánicos y energéticos, y no siempre es por obesidad como se cree en la mayoría de las veces.

blancaalcala@hotmail.com

Temas

Lee También

Comentarios