Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 14 de Noviembre 2018

Ideas

Ideas |

La visita de Rex Tillerson

Por: Luis Ernesto Salomón

La visita de Rex Tillerson

La visita de Rex Tillerson

Rex Tillerson ha hecho 18 viajes al exterior de los Estados Unidos desde su nombramiento como Secretario de Estado el día 1 de febrero de 2017; solo uno de ellos fue al Sur de la frontera. Ahora regresó a una visita el jueves y viernes pasados, en la primera etapa de una gira por America Latina y el Caribe.

Wang Yi, el ministro de asuntos exteriores de China, ha realizado una enorme labor diplomática en América Latina que culminó con una visita en enero a Chile en donde se encontró con 33 representantes de naciones del subcontinente a quienes invitó a participar en una iniciativa de inversiones en infraestructura de gran calado y en procesos de industrialización y tecnología aplicada.

Mientras México tiene a Estados Unidos como su principal socio comercial, Brasil, Argentina, Chile y Perú tienen a China como el suyo. El país asiático tiene un plan para invertir 250 mil millones de dólares en la región, en la que por cierto se frustró el proyecto del tren entre la Ciudad de México y Querétaro, y mantiene un intercambio comercial de más que 500 mil millones de dólares con latinoamérica. El caso de Venezuela es paradigmático de la injerencia financiera de China en la región, dado que ha otorgado a la nación petrolera milles de millones de dólares de financiamiento asociado a garantías en materias primas.

Antes de esta gira el Gobierno estadounidense declaró alerta por la ola de muertes por sobredosis de opiaceos, especialmente de fentalilo y continuamente se hizo referencia a que la mayoría de estas substancias ilegales provenía de México. La presión diplomática para que México actúe de forma más eficaz contra el narcotráfico se ha intensificado a tal grado que llegó a las mesas de negociación del TLCAN. En la lucha contra la corrupción la infiltración de la delincuencia en el Gobierno es un asunto esencial puesto de manifiesto en diversas ocasiones.

La participación de China en la región latinoamericana y los temas de seguridad asociados a la operación del crimen organizado internacional son temas esenciales de la agenda de la visita realizada por Tillerson.

Parece una paradoja que ahora China se ha convertido en el rey del libre comercio en el mundo y pugna por las políticas neoliberales que permiten las inversiones externas en sectores estrategaicos, y los Estados Unidos se echan hacia un proteccionismo nacionalista que ha dejado puertas abiertas a la influencia de otra naciones.

El mensaje del secretario de Estado en la Universidad de Texas en Austin, acusando a China y Rusia de su injerencia en latinoamerica parece ser un punto de inflexión. La visita a México  lo confirma, tato como la inmediata reacción de China, alegando su derecho a participar en los negocios regionales.

Para México la presión es enorme en dos sentidos: el político y el económico; en el primer caso la demanda estadounidense para detener los envíos de enervantes y opiaceos, que ya ha sido ratificada por el propio presidente ayer mismo obliga a actuar de forma contundente en el corto plazo; mientras que en el tema económico nuestra relación comercial con China se vuelve crucial porque las importaciones son enormes y se presume que hay una gran cantidad de contrabando que ingresa gracias a la ineficacia institucional. Parte de estas importaciones terminan ya procesadas en Estados Unidos a precios de dumping, alegan los estadounidenses.

La respuesta parece ser la profundización de la cooperación en seguridad, lucha contra la corrupción, el tráfico de drogas y personas, que permita tener resultados evidentes en el corto plazo. Mientras que en lo comercial supondría establecer restricciones efectivas contra las importaciones indiscriminadas de algunas materias primas y mercancías de China.

La relación con Estados Unidos parece entrar a una nueva etapa de cercanía forzada y ásperas negociaciones que curiosamente conducen a mayor intercambio en lo económico y en lo político, aunque el ambiente resulte enojoso, la realidad se impone: los intereses se anteponen a los sentimientos.

Temas

Lee También

Comentarios