Miércoles, 23 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La prueba PISA se salva

Por: Jaime Barrera

La prueba PISA se salva

La prueba PISA se salva

Tanto el Presidente Andrés Manuel López Obrador como su coordinador general de Comunicación Social de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas, y la secretaria de Educación, Delfina Gómez Álvarez, de gira el lunes por Jalisco para conocer el modelo de vacunación a maestros que quieren replicar en todo el país por lo exitoso de su diseño, aseguraron que la aplicación de la prueba del Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA), se seguirá aplicando en México y que no han iniciado los trabajos previos a su aplicación por la pandemia del COVID-19.

Así se conjuró lo que hubiera sido caer en la eliminación total de la evaluación educativa en México como se temió el fin de semana pasado que la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) aseguró que de acuerdo a Tue Halgreen, un funcionario de PISA en París, Francia, en nuestro país estaba suspendida y no se estaban aplicando las pruebas de campo para los estudiantes de secundaria y que eso podría significar la salida total de este programa de evaluación educativa que se aplica en todos los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con el objetivo de comparar y revisar cada tres años los avances y la calidad educativa en América Latina, Asia y Europa en estudiantes de 15 años en lectura, matemáticas y ciencias.

Esta prueba que se aplica en los 87 países afiliados a la OCDE se empezó a aplicar en México en el año 2000 con la llegada de la primera alternancia política en el país.

Esta que es la prueba más importante que existe para tomar decisiones en políticas educativas es prácticamente la única herramienta independiente que queda en México para transparentar rezagos y avances, luego de que el gobierno de la autollamada cuarta transformación derogó la reforma educativa aprobada en 2013 en el sexenio pasado que era la demanda central de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), el sector más radical del magisterio en México que fue aliado político en la campaña presidencial de AMLO.

Uno de los puntos centrales era la desaparición del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), por el que se luchó por décadas y que era sumamente incómodo para las huestes de la CNTE, que rechazan cualquier tipo de supervisión. Los diputados de oposición tenían al menos 17 propuestas de modificación pero la bancada de Morena impuso la aplanadora y rechazó cualquier cambio al dictamen.

Así solo quedo la prueba PISA, ya que en 2019 el Presidente anunció que México saldría del programa de la prueba ERCE de la Unesco que evalúa a alumnos de tercero y sexto de primaria, y la evaluación Planea que hace la propia Secretaría de Educación.

Por eso, por donde se le vea, fue sin duda una buena noticia que ayer el gobierno de la 4T haya aclarado que la prueba PISA se seguirá aplicando en México.

jbarrera4r@gmail.com
 

Temas

Lee También