Miércoles, 27 de Enero 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La politiquería y la muerte en pandemia

Por: Jonathan Lomelí

La politiquería y la muerte en pandemia

La politiquería y la muerte en pandemia

El gobernador Enrique Alfaro hizo otro anuncio en sus redes sobre la saturación hospitalaria en el Estado. Su objetivo: decirnos en dónde estamos parados y aclarar lo que han ventilado los medios y aquellos que han generado una confusión terrible y miedo.

Pero después del mensaje del gobernador, lo único que queda es justamente
confusión y miedo.

De entrada, ¿cuántas camas COVID-19 tenemos disponibles en Jalisco? ¿Cuántas con ventilador y cuántas de terapia intensiva? ¿En qué hospitales y en qué cantidad? ¿Cuál es la capacidad   real   y   la   ampliada?   Estas   son   preguntas   imposibles   de   responder.   Tanto   la Federación como el Estado nos hablan de porcentajes, capacidad ampliada y real, números de camas, reconversión por etapas, más porcentajes y un discurso triunfalista: es muy técnico y complejo, no lo vas a entender, pero tenemos todo bajo control.

Si no hay comprensión hay libre interpretación: el estado de la pandemia se dicta en un video de Youtube o en un tuit.

Ejemplifico con lo que acaban de dar a conocer el Estado y el IMSS. Jalisco anunció con bombo y platillo que sumó 206 camas COVID-19, 15 de terapia intensiva y 6 intermedia por prevención   (¿es   mucho   o   poco?).   Tenemos,   dice   el   gobernador,   ocupadas   54%   de   las unidades   de   cuidados   intensivos   en   la   metrópoli,   pero   en   camas   generales   estamos   en menos de la mitad.

El   IMSS,   por   su   parte,   no   aclara   su   disponibilidad   de   camas,   pero   afirma   que   puede ampliar su capacidad una tercera parte. ¿A alguien le queda claro este baile de cifras?

Reina la confusión.

Por   si   fuera   poco,   el   gobernador   anunció   que   ante   la   elevada   demanda   de hospitalizaciones por COVID-19 en el IMSS, le donará un piso completo del Hospital Ángel Leaño, un nosocomio privado al que el Estado le ha invertido 177 millones de pesos.

El gobernador remarca momento que el IMSS no es su responsabilidad, pero lo ayudará.

Un   día   después   el   IMSS   Jalisco   responde   «está   explorando   la   posibilidad   de   suscribir   un convenio   con   el   gobierno   del   Estado   para   que ante la falta de capacidad que ellos pudieran tener,   el   Instituto   los   apoye   con   la   operación   de   un   piso   en   el   Hospital   Ángel Leaño».

¿Cuál es la diferencia entre les dono un piso del hospital porque están saturados y les ayudo a operar un piso del hospital porque no tienen capacidad?

La diferencia es política: la manipulación del discurso con fines políticos. La gestión de la pandemia es política.

Reina el miedo.

Coronavirus

Temas

Lee También