Lunes, 08 de Marzo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

La nueva jerarquía del poder

Por: Cesáreo Escobedo

La nueva jerarquía del poder

La nueva jerarquía del poder

A poco más de dos semanas de haber entrado el 2021, ha sobrado polémica. Los disturbios violentos en el Capitolio, la suspensión de Donald Trump tanto de Twitter como de Facebook por incitar a la violencia, y la suspensión de cuentas de Twitter por difundir información falsa sobre el COVID-19 son algunos ejemplos. 

El poder que tienen las grandes redes sociales es inmensurable. Donald Trump, probablemente el presidente más polémico en lo que va del siglo, no hubiera conseguido su triunfo sin el apoyo de las redes sociales. Asimismo, al triunfar en las elecciones presidenciales de México del 2018, Andrés Manuel López Obrador agradeció a las “benditas redes sociales” por haberlo impulsado al puesto público más importante del país. Hoy, los grandes políticos crean sus propios canales de comunicación que les permiten conectar con sus votantes de una manera más eficiente. Si consideramos que en México tenemos más de 79.1 millones de usuarios habituales en Internet, no es sorpresa llegar a la conclusión que son las redes sociales las que moldean nuestro pensamiento e influyen en nuestra cotidianidad. 

Al fungir como la herramienta más influyente para prácticamente cualquier tema, las redes sociales también son uno de los peligros más grandes a los que nos enfrentamos. Si el presidente de una potencia mundial como lo es Estados Unidos puede ser silenciado con un “click” de Mark Zuckerberg, habría que replantear quién se encuentra por encima de quién en la jerarquía del control social y quién maneja el mundo. 

Con lo que no estoy de acuerdo es que sean estos genios tecnológicos los que tengan en sus manos el alcance de dirigir países sin que cuenten con un contrapeso  

Estoy de acuerdo en silenciar únicamente incitaciones directas de violencia o publicaciones que puedan potencialmente perjudicar la vida de por lo menos un usuario. Censurar por cualquier otra razón va en contra del diálogo y de la libertad de expresión en cualquier democracia. El propósito de mi artículo no es tachar de “correctas” o “incorrectas” las decisiones tomadas en estos casos específicos. Lo que pretendo traer a la luz es dimensionar las implicaciones de que nuestro diálogo y funcionamiento social se encuentren en manos de unos cuantos genios. 

Recordemos que otorgar poder desmesurado a cualquier persona o grupo de personas nunca ha sido una buena idea. Esto significa confiar plenamente en todo momento en la discrecionalidad y asertividad de dicha persona. Es indiscutible que Tim Cook (director ejecutivo de Apple), Mark Zuckerberg (fundador de Facebook, Jack Dorsey (cofundador de Twitter) y Sundar Pichai (director ejecutivo de Google) son genios de la tecnología. No estoy en contra de sus plataformas, pues considero que tienen una plétora de aspectos positivos. Con lo que no estoy de acuerdo es que sean estos genios tecnológicos los que tengan en sus manos el alcance de dirigir países sin que cuenten con un contrapeso que evite sus absolutismos.

Temas

Lee También