Sábado, 04 de Julio 2020
Ideas |

La DEA: del “Kiki” Camarena al “Operativo Agave Azul”

Por: Jaime Barrera

La DEA: del “Kiki” Camarena al “Operativo Agave Azul”

La DEA: del “Kiki” Camarena al “Operativo Agave Azul”

Aunque muy poco se sabe de los resultados que ha dado la colaboración de la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) con el gobierno mexicano en su magra e insuficiente tarea de combatir a los cárteles de la droga, a juzgar por su creciente poder corruptor y de fuego, lo cierto es que sus agentes han operado en nuestro país, desde su creación en 1973 en la administración de Richard Nixon, con reglas muy poco claras.

Lo último que se ha sabido del trabajo de la DEA en México lo dio a conocer ayer el propio Presidente Andrés Manuel López Obrador y Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, al revelar que el congelamiento de las cuentas de mil 939 sujetos vinculados al cártel Jalisco Nueva Generación, en el llamado “Operativo Agave Azul”, se dio a petición del gobierno estadounidense con base en las investigaciones del gabinete de seguridad mexicano, con el que colaboraron los agentes estadounidenses, en lo que se considera uno de los mayores golpes contra las mafias.

Los ecos de esta noticia coincidieron ayer con la reaparición del doctor jalisciense Humberto Álvarez Machain para anunciar que demandará por difamación a Netflix porque en la serie “Narcos México” se le personifica como el médico que suministró droga al agente de la DEA, Enrique “Kiki” Camarena, para prolongar la tortura ordenada por los capos del cártel de Guadalajara, Miguel Ángel Félix Gallardo, hoy preso en Puente Grande, y los liberados Ernesto “Don Neto” Fonseca Carrillo y Rafael Caro Quintero, pese a que la justicia estadounidense lo exoneró en 1992.

Sin duda ese episodio de narco-política ocurrido en Guadalajara en 1985, cuando secuestraron a Camarena a las afueras del consulado estadounidense para luego asesinarlo, fue el que más visibilizó la operación de los agentes de la DEA en México, que llegaron a tierras tapatías en masa para desplegar la llamada “Operación Leyenda”, clasificada entonces como “top secret”, cuyo objetivo era localizar y detener a los autores intelectuales y materiales del secuestro y asesinato de su compañero. Uno de los perseguidos fue justamente el doctor Álvarez, a quien los agentes antidrogas, junto con ex militares, secuestraron y trasladaron a Estados Unidos en 1990, y tras un juicio fue liberado dos años después, por su ilegal extradición.

La DEA estuvo también involucrada en el “culiacanazo” el pasado 17 de octubre, fallido operativo militar en el que detuvieron a Ovidio Guzmán, hijo de “El Chapo”, y lo tuvieron que liberar al verse superados por las milicias del cártel de Sinaloa.  

Así, el papel de la DEA en México está lleno de claroscuros, y su tarea de hacer “una guerra total y global contra la amenaza de las drogas” se ha topado con la corrupción cómplice de gobiernos que siguen cómplices de los narcos, que mantienen en silencio.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También