Sábado, 28 de Enero 2023

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Homofobia: discriminación maniaca

Por: José Luis Cuellar de Dios

Homofobia: discriminación maniaca

Homofobia: discriminación maniaca

Con más frecuencia de la deseada y con cantidad de casos conocidos, en nuestro país se desvela una penosa y criticable realidad: el ejercicio de una cultura discriminatoria que pareciere ser parte de nuestra idiosincrasia. En el tema de la discriminación hacia las personas —personas antes que nada— con diferentes inclinaciones sexuales la discusión se complica porque el que discrimina a este colectivo solo escucha lo que quiere escuchar y argumenta, lo que, con cierta pobreza de ideas, alcanza a argumentar. Dada nuestra insita soberbia es explicable que resulte difícil conducirnos por la vida con disposición de cambiar ideas a partir de escuchar a los demás, fenómeno de nuestra condición humana que lamentablemente provoca que vivamos en una sociedad donde se encuentran archivadas la legalidad y la tolerancia. No se trata de una graciosa concesión, en algunos casos de dientes para afuera, aceptar a los colectivos que son sujetos de discriminación, con seriedad y convicción debemos oponernos formal y permanentemente a cualquiera manifestación discriminatoria, comenzando por condenar las posturas de grupos radicales que adoptan y sostienen ideas radicales, obviamente propias de su naturaleza radical, en estos casos tengamos presentes los terribles crímenes que se cometen por causa de posturas homofóbicas con características patológicas. Por otra parte, mucho perjudican y retrasan la inclusión aquellos grupos de personas que son partidarios de prácticas homo fóbicas y que manifiestan su rechazo a partir de métodos estridentes haciéndolo mediante fatuos protagonismos y ante la presencia de reflectores. En una opinión meramente personal, quizás los desfiles multi-coloridos, también estridentes y escandalosos de los grupos de homosexuales y algunos otros, sean respuesta aquellos mencionados, no lo sé.

Es importante partir de una premisa basada en contundente realidad: no se trata de acabar con los homosexuales, no, se trata de acabar con la homofobia y sus consecuentes manifestaciones de ira social respecto al tema. Un adelanto de inclusión es la celebración anual del Día Internacional Contra la Homofobia lo que de suyo representa un avance para la legitimidad de estos grupos minoritarios que históricamente han vivido entre la incomprensión y la violencia. Incluso en un gesto de solidaridad ciertas figuras públicas deberían en ocasiones apropiadas izar la bandera del arco iris. 

En apoyo a la inclusión aludo a Sócrates quien distinguía nueve almas: la mejor la de los poetas —es que en esa época no existía el toreo, que si no— la peor, la de los tiranos; tenía sobrada razón, los tiranos discriminan. La sociedad no debe ruborizarse por ser incluyente, la verdadera vergüenza es practicar culturas discriminatorias. Aspiremos a vivir en un país donde las libertades se ejerzan a sus anchas y en consecuencia dejar atrás un sinnúmero de diatribas demoledoras hacia este colectivo basadas en invenciones en muchos casos aberrantes y francamente vulgares. La verdadera tolerancia no incluye reservas o posturas selectivas: este sí, este no. La total, definitiva y absoluta inclusión, aspira alcanzar a convertirnos en una sociedad donde la discriminación sea una excepción desafortunada y no como ahora, la regla.
 

Temas

  • Homofobia

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones