Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 14 de Diciembre 2018

Ideas

Ideas |

Gobernador a prueba

Por: Jaime Barrera

jbarrera

jbarrera

El haber logrado el apoyo popular en las urnas para asumir ayer la máxima responsabilidad política del Estado es la muestra clara de que Enrique Alfaro aprobó en su labor como alcalde de Tlajomulco, primero, y de Guadalajara, después.

Ayer, en su discurso de toma de protesta como gobernador recordó esos pasajes y en su autoevaluación dijo que ahí él y su equipo empezaron a “dignificar” la política, a gobernar con honradez y a entender que el “buen Gobierno” está por encima de las geometrías políticas.
Ahora tiene enfrente la prueba de gobernar Jalisco. 

Ayer, él mismo trazó las metas para que se le evalúe en seis años. Al igual que en Tlajomulco y Guadalajara, dice que su punto de partida es un territorio que está en el abandono. Con los jaliscienses sumidos en la desesperanza y la desconfianza. Donde creció la pobreza, la violencia y la corrupción. Una tierra donde los derechos a la salud, la educación y un medio ambiente limpio son letra muerta. Puso en tela de juicio las bondades del Gigante Alimentario y de la Capital de la Innovación, emblemas de la pasada administración, ante el ya ex gobernador Aristóteles Sandoval que decidió quedarse a oír atento el discurso de su sucesor, para después ahogar esas críticas en La Fuente.

Alfaro hizo este diagnóstico para insistir que el suyo debe ser el Gobierno de la Refundación de Jalisco. Con su peculiar estilo, fustigó de mediocres, de “cabezas agachadas” y de ser los que “sólo escriben y no hacen nada” a quienes ven en ese propósito, soberbia o pura retórica.

La refundación, dijo, consistirá en un nuevo acuerdo social que debe reflejarse en una nueva Constitución del Estado de Jalisco, que será antecedida por la reinvención de su Gobierno. Honesto, austero, coordinado, más nunca arrodillado a la Federación.

Planteó que la agenda refundadora girará en torno a cuatro ejes: 1)La Política Social, en la que prometió la mayor inversión en escuelas de la historia; una propia Reforma Educativa para tener el mejor modelo; acceso universal a la salud con atención y medicinas 24-7 en todo el Estado; y el Museo de la Barranca. 2)Infraestructura y Crecimiento Económico, donde plantea crear las condiciones para que la iniciativa privada genere empleos mejor pagados y entrega de maquinaria agrícola para el “campo empobrecido”. 3)Desarrollo Regional, con la renovación de la red carretera; internet gratuito de alta velocidad en todo Jalisco; con el apoyo del Gobierno de AMLO la Línea 4, la terminación de la Presa El Purgatorio, el libramiento a Vallarta y el saneamiento del Río Santiago. Verificación vehicular y transporte ordenado, de ser necesario hasta con subsidio; y una verdadera visión metropolitana con agencias de seguridad, residuos y agua. Y 4)Seguridad y Estado de Derecho, en el que se dijo en contra de militarizar la seguridad y a favor de un punto de equilibrio entre el actuar castrense y las policías civiles. Ni acuerdo ni tregua con los delincuentes. Y una Fiscalía que “por etapas” será autónoma.

Esas fueron las coordenadas y las promesas de arranque de Alfaro que cerró su discurso tanto en el Congreso como en la Plaza de la Liberación, con un “No les voy a fallar”. En el 2024 veremos. 

Temas

Lee También

Comentarios