Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 22 de Julio 2018

Ideas

Ideas |

Fracaso en contexto

Por: Aurelio López Martínez

Fracaso en contexto

Fracaso en contexto

Los aficionados al deporte motor, y en especial a la Fórmula Uno, necesitamos armarnos de paciencia, ya que faltan dos meses para que los bólidos regresen al asfalto en Australia para competir en 2018, sin embargo durante estas vacaciones creo pertinente compartir con ustedes los factores que tenemos que juzgar antes de declarar la decepción de 2018.

Mercedes seguramente contará con las herramientas en su monoplaza y el talento tras el volante para continuar siendo competitivo, aun si Ferrari logra estrechar la ventaja como lo demostró el año pasado, por lo que salvo una catástrofe en la fábrica o en los fosos, tengo que eliminar a estos equipos de mi análisis sobre su probable desempeño.

La percepción gana relevancia si prestamos atención a Red Bull. La escudería no logra desarrollar su auto durante el descanso durante las últimas campañas y tiene que corretear durante el calendario a los dos grandes. La escudería tiene el talento tras bambalinas para producir un auto competitivo, sin embargo desde su dominio antes de la era híbrida no logran concretar un año completo y en 2017 perdieron el segundo puesto en el campeonato de constructores.

Red Bull confirmó antes de que terminara el año su compromiso con Max Verstappen y prometió a Daniel Ricciardo renegociar su contrato al terminar 2018, lo que significa que la escudería no podrá culpar a sus pilotos si los resultados no se materializan.

Para evaluar lo que podría ser un fracaso dentro de la máxima categoría tenemos que entender la posición de aquellos que participan. ¿Si Force India no logra retener el cuarto puesto es un fracaso? Con el limitado presupuesto con el que compiten, buenas decisiones en la administración y con pilotos que cumplen, creo que el destino de Force India no está en sus manos sino de sus rivales.

Dos escuderías con supuestos presupuestos importantes si no logran alcanzar y superar a Force India podrían calificarse como fracasos. La escuadra oficial de Renault ha invertido durante dos años recursos significativos y la mancuerna de experiencia y velocidad que conforma su alineación está obligada a conseguir resultados, mientras que McLaren tiene el pretexto sobre el cambio de planta motor de sus monoplazas, pero contrarresta la reputación y respeto que mantiene Fernando Alonso.

Concluyo con mi opinión. Red Bull corre el riesgo de caer a ser una escudería de media tabla y por consecuencia eliminar de nuestro léxico “las tres grandes” y por eso considero a Red Bull el equipo más vulnerable a convertirse en el fracaso del 2018.
No se pierda mañana sobre este espacio mi análisis del éxito en contexto.

Preguntas y comentarios @desdepista

Temas

Lee También

Comentarios