Jueves, 20 de Enero 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Flores de un día

Por: Jaime García Elías

Flores de un día

Flores de un día

Hay que decirlo... Aun a riesgo de lastimar sensibilidades o de contrariar a quienes crean tener argumentos para sostener lo contrario, hay que decir que, hasta ahora, afanes como los que inspiraron la creación del Premio Nacional de Composición Orquestal que este domingo tendrá la edición final correspondiente a 2021 en el Teatro Degollado, han resultado fallidos; que las partituras finalistas se ejecutan, se emiten los fallos y se entregan las preseas respectivas... pero las obras galardonadas difícilmente vuelven a interpretarse.

Son -vía de regla- flores de un día.

En México ha habido, sin duda, grandes compositores: Agustín Lara, Vicente Garrido, Manuel Esperón, Guty Cárdenas, Gonzalo Curiel y Pepe Guízar, por mencionar los primeros que saltan a la memoria. Todos, empero, han sido compositores de música popular: boleros y géneros afines o similares.

En el rubro de la llamada “música culta”, pocas obras de autores mexicanos han prendido en el gusto de los públicos:

“Huapango”, de Moncayo; “Sones de Mariachi”, de Galindo, los “danzones” de Arturo Márquez -todos basados en motivos de la música popular- ... y casi nada más. De Silvestre Revueltas, Rolón, Bernal Jiménez, Julián Carrillo, Carlos Chávez y demás, con todo el respeto que merecen, poco o casi nada hay a la altura del incienso que suele dedicárseles.

Por lo demás, el fenómeno no es exclusivo de México. Del resto de América Latina, el impacto de las obras del brasileño Heitor Villa-Lobos o el argentino Astor Piazzola, por ejemplos, en el paladar de los melómanos, ha sido incomparablemente menor a los elogios que suelen dedicárseles.

De las obras presentadas, interpretadas y aun galardonadas en las anteriores ediciones del referido Premio Nacional de Composición Orquestal, algunas han sido elogiadas ya por el supuesto afán de identificarse con sus raíces, ya por su pretendida originalidad o por el afán de “romper moldes”, y principalmente por la enjundia con que han sido defendidas por sus autores... pero casi todas han sido sepultadas por el polvo del olvido.

Con el buen deseo de que esa regla se rompa, la Orquesta Filarmónica de Jalisco -dirigida por su titular, Jesús Medina Villarreal- dará vida, este domingo a las 12:30 horas en el Teatro Degollado, a las siguientes obras: “Luciérnagas de Fuego”, de Rogelio Ramírez Sánchez; “Parvada”, de Juan Andrés Vergara Avilez; “Fluxion”, de Gerardo Tapia Granados; “Continuo”, de Jesús Abraham Calva Aldana, y “Hacia lo Profundo”, de Charles Philip Daniels Torres.

Temas

  • Premio Nacional de Composición Orquestal
  • Música
  • Orquesta

Lee También