Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 23 de Septiembre 2019
Ideas |

Errático y titubeante pero valioso

Por: José Luis Cuellar de Dios

Errático y titubeante pero valioso

Errático y titubeante pero valioso

Muchas de las grandes decisiones que ha tomado el Presidente AMLO han sido y con razón, fuertemente criticadas por su evidente irracionalidad, baste un ejemplo: la cancelación de la obra del aeropuerto en Texcoco, el NAIM. Sin embargo habrá que reconocer y apoyar otras que a todas luces son no solo indispensables sino urgentemente necesarias por su trascendencia social, entre ellas y quizás la de mayor impacto es el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro.

Dado el tamaño del reto es explicable que este programa no haya alcanzado, hasta ahora, las metas que se proponen ni en cantidad ni en calidad, en cambio sí que se han encontrado obstáculos de todo tipo. Por principio de cuentas se han registrado casos en los que el cheque de la beca mensual que alcanza la cantidad de 3,600 pesos mensuales no llega al becado, otro reprobable obstáculo consiste en que la corrupción ha hecho lista de presente, nada raro en un país donde este fenómeno se ha convertido en cultura, y el becado “da moche” para que falte a sus obligaciones. Sin embargo los casos son menores en comparación con la meta que se tiene trazada.

Es por esto que llama poderosamente la atención la reducción tan drástica que se le ha hecho al presupuesto destinado para esta partida, reducción que ronda un poco mas del 50% es decir de 46 mil millones a 27 mil millones. Dicha reducción tiene dos lecturas muy a la vista. 1.- La evaluación hecha por la Secretaria del Trabajo resulto lejos de lo que se pretendía. 2.- La estrategia planeada estuvo basada en supuestos con perfiles “románticos”.

Estamos ante una iniciativa social de largo alcance siempre y que sea correctamente planeada. Resulta indispensable un estudio psicológico del beneficiado, su condición familiar, sus aspiraciones, el entorno social que le rodea. No olvidemos que  conforme el tiempo transcurre en los jóvenes van muriendo ilusiones, sufren continuos desencantos que les provoca mirar al futuro a través de densas nieblas de incertidumbres, por otra parte el empleo que se les asigne deberá incluir charlas motivacionales que puedan prepararlos para un progreso general del espíritu humano, de otra manera sus buenas intenciones serán solo expresiones de buena voluntad.

Saturados de anhelos materiales de aspirar solo a metas de carácter hedonista, los jóvenes a los que va dirigida la beca van creándose  realidades tramposas, pensarán que el monto de la beca les resulta insuficiente.

Es indudable que AMLO apuesta por una regeneración moral de los jóvenes que ni estudian ni trabajan, pero por los resultados hasta ahora alcanzados pareciera que se están tratando los síntomas y no la enfermedad, en otras palabras, los programas hasta ahora implementados resultan insuficientes.

Se cuentan por cientos los lugares donde la violencia ha convertido esos sitios en rincones hostiles y alienantes que poco colaboran al desarrollo físico y mental de los jóvenes, ante tal realidad uno se pregunta que criterio se viene aplicando para la selección de los jóvenes becados. Por último recordar que está comprobado que si el Estado interviene excesivamente en la vida familiar y comunitaria se convierte en una tremenda fuerza corruptora. Libertad y justicia es la solución.

Temas

Lee También

Comentarios