Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 18 de Octubre 2018

Ideas

Ideas |

El nombre del juego

Por: Diego Petersen

El nombre del juego

El nombre del juego

A partir de mañana comenzarán a salir las primeras encuestas post debate y con ello la decisión de muchos electores de si apoyan o no una opción distinta a la de sus preferencias actuales en aras de lograr un objetivo, es decir que no gane quien no quieren que gane. Si el primer debate realmente cambió algo tendremos una elección mucho más competida.

Desde hace meses sabíamos que la elección podía tomar dos rumbos porque los electores siempre tenemos más claro lo que no queremos que lo que sí queremos. Para algunos el “No” seguro es que el PRI siga en el poder; para otros que no gane Andrés Manuel. Así de sencillo. El primer “No” parece estar ya claro: las posibilidades de que el PRI gane la Presidencia de la República son bajísimas, cinco por ciento según el análisis de El País, pero esto no estará completamente definido hasta que Anaya esté más cerca de Andrés Manuel que de Meade. Eso es justamente lo que definirá la próxima batería de encuestas y lo que hará que el discurso por el voto útil se intensifique; si Margarita y Meade se quejan de las presiones a partir de mañana esto puede ser peor.

Hay grupos claramente interesados en descarrilar a López Obrador. El polémico anuncio de Mexicanos Primero en el que los niños piden votar por quien esté a favor de la reforma educativa, la primera acción directa en este sentido. La propaganda de la serie Populismo, aunque es mucho más burda e ineficiente (cinco autobuses en la Ciudad de México no hacen verano) es otro golpe en el mismo sentido.

¿Alcanza el voto útil para derrotar a López Obrador? Si la elección se mantiene con la diferencia actual, difícilmente

¿Alcanza el voto útil para derrotar a López Obrador? Si la elección se mantiene con la diferencia actual, difícilmente. Los votos de Margarita sí serían más propensos a pasarse al lado de Anaya, más después del mutuo coqueteo que hicieron en las sesiones del Tec de Monterrey donde ambos dijeron que de no estar en la boleta votarían por el otro. Lo que no está claro es que los votos de Meade, o si se prefiere, votos del PRI, pudieran pasarse a Anaya. Hasta ahora lo que hemos visto es que los votos tricolores son más propensos a irse a Morena.

Lo que realmente puede cambiar la elección, como sucedió en 2006, son los errores de López Obrador, y suele ser más propenso a cometerlos cuando está molesto. El juego de aquí al próximo debate tiene un nombre: hacer enojar al Peje.

(diego.petersen@informador.com.mx)

Temas

Lee También

Comentarios