Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 21 de Agosto 2019
Ideas |

El equipo que nació grande

Por: Raúl Romero

El equipo que nació grande

El equipo que nació grande

Los Leones Negros de la UdeG han celebrado durante la pasada semana el aniversario número 45 de su primer partido en Primera División, que disputaron ante América el 14 de julio de 1974.

Luego de destacarse durante dos temporadas en la Segunda División el equipo se hizo de un lugar en el primer circuito del futbol mexicano comprando la franquicia del Torreón en 1974 por tres millones de viejos pesos.

Era un verano saturado de eventos deportivos en una ciudad que iba a estar repleta de equipos de futbol: Atlas, Chivas, Jalisco y UdeG. Apenas una semana antes había terminado el Mundial de 1974 que Alemania ganó jugando en casa. Cuatro días antes el “Púas” Olivares había vencido a Zensuke Utagawa coronándose campeón de peso Pluma luego de haber conquistado la categoría de los Gallos.

Entonces el equipo de la UdeG era sólo “Leones”. El sobrenombre “Leones Negros”, que la institución atribuye al narrador de futbol Ángel Fernández, aparece consignado en EL INFORMADOR más de un año después, en diciembre de 1975.

ESPECIAL

El equipo tuvo un bautizo de fuego: su primer partido iba a ser fuera de casa, en el Estadio Azteca, uno de los principales escenarios futbolísticos del país, e iban a enfrentar al América, que era definido como el “enemigo número uno de los equipos tapatíos” que además acababa de invertir “millones” en nuevos refuerzos.

Los universitarios tuvieron problemas para confeccionar su cuadro inicial, que estuvo formado por algunos de los jugadores más destacados durante el paso por la Segunda División reforzados con futbolistas del Torreón. “Tito” Gutiérrez dirigió el equipo ese primer partido, ya que el entrenador José Gómez Nogueira se encontraba en Brasil buscando refuerzos.

Los primeros jugadores que denfendieron la camiseta de la UdeG como equipo de Primera División fueron René Vizcaíno, Lorenzo Gutiérrez, Jorge Gómez Orozco, Ignacio Gómez y Ríos, Ernesto Sánchez, Talavera, “Caica” Zamora, Belisario López, Alberto Gómez y Mario Aguilar.

EL INFORMADOR

Ante un América que contaba con Puente, Reinoso y Borja, los Leones no desentonaron. Lograron un empate 2-2 que fue saludado por este diario como una “extraordinaria hazaña”.

El 17 de julio, en su primer partido como locales, los universitarios se enfrentaron en el Estadio Jalisco al Veracruz y perdieron 3-2 “en buena lid”. El “Tubo” Gómez, que podía ser un crítico implacable, destacó el “futbol netamente ofensivo, veloz y con una fiereza a toda prueba” de la UdeG.

Luego de algunas jornadas el equipo se reforzó con jugadores brasileños. Jair de Jesús Pereira, Belarmino de Almeida Jr. “Nené”, Roberto da Silva y Eusebio de Jesús fortalecieron la personalidad ofensiva de la UdeG. La vistosidad de la piel oscura de algunos de esos refuerzos añadieron un toque de color al equipo, que ya no podía ser sólo “Leones”. Eran algo más. Iniciaba así la leyenda de los Leones Negros, el equipo que nació grande.

Temas

Lee También

Comentarios