Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 20 de Agosto 2018

Ideas

Ideas |

Diez años sin el “Tubo” Gómez

Por: Raúl Romero

Diez años sin el “Tubo” Gómez

Diez años sin el “Tubo” Gómez

Mañana 4 de mayo se cumplirá el décimo aniversario del fallecimiento de Jaime “Tubo” Gómez. La vida del legendario portero del Chivas Campeonísimo estuvo curiosamente ligada a este diario en prácticamente todas sus etapas.

EL INFORMADOR narró las primeras proezas deportivas de Gómez, que se distinguió por primera vez como parte del equipo de voleibol del Colegio Luis Silva.

En mayo de 1945 ya era noticia ese “larguirucho jugador” de 15 años que “a pesar de su novatez, en su turno a la malla siempre dio numerosos tantos a su equipo”.

El portero atribuía a EL INFORMADOR el nacimiento de su apodo. Fernando Cortés de la Peña (que escribía con el pseudónimo “Corfer”), era cronista deportivo de este diario, y también entrenador del equipo de voleibol del Colegio Luis Silva. Al escribir sus crónicas sobre el campeonato interescolar, de la Peña refirió que Gómez, un “clavador”, le pegaba a la pelota “como con un tubo”. Así surgió el sobrenombre.

Tal como las mismas Chivas, el mítico portero rojiblanco fue bautizado por este periódico.

Después, EL INFORMADOR narró la saga del Campeonísimo, que tuvo en Gómez a uno de sus protagonistas más importantes. El guardamenta nacido en Manzanillo, Colima, ayudó a poner en el escudo de Chivas siete de las 12 estrellas que ahora tiene.

Ya en el retiro, el “Tubo” seguiría los pasos de “Corfer”, su ex entrenador de voleibol. El portero inició una serie de colaboraciones exclusivas con EL INFORMADOR en las que dejó constancia de su inteligencia futbolística y también de su integridad. Nunca hizo descuentos al equipo de sus amores, al que no dudó en señalar como falto de “casta para ganar” cuando cayó ante América en la Final del torneo 1983-1984.

Después de los 60 años, el “Tubo” redescubrió el deporte. En 2006, el ex portero confió a este diario que en el atletismo había encontrado una manera de “satisfacer de nuevo mis ímpetus, mis deseos de muchacho deportista que nunca me han abandonado”.

El jovencito que había aparecido por primera vez en nuestras páginas posando con el uniforme del Colegio Luis Silva se convirtió en un atleta de la tercera edad que participaba en campeonatos nacionales e internacionales.

En 2008 el portero había apenas vuelto de un campeonato mundial de atletismo celebrado en Italia cuando percibió las primeras manifestaciones del cáncer de páncreas a causa del cual fallecería el 4 de mayo de ese año.

El “Tubo” se iba, pero dejaba tras de sí recuerdos, historias y palabras, muchas de ellas recogidas por este diario, un legado que supera la suma de sus partes y que sólo se puede definir con una palabra: “leyenda”.

Temas

Lee También

Comentarios