Sábado, 25 de Junio 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Marcelo, en busca del nocaut

Por: Diego Petersen

Marcelo, en busca del nocaut

Marcelo, en busca del nocaut

Marcelo Ebrard sabe que no la va a ganar por puntos, que el juez no es de fiar, que tiene su favorito, que si no gana por nocaut le roban la pelea. Sus sospechas tienen historia. En 2012 perdió la candidatura del PRD a la presidencia de la república frente a López Obrador habiendo empatado la encuesta. En 2018 Claudia Sheinbaum ganó la candidatura a la Ciudad de México con una encuesta inexistente; sus contrincantes nunca tuvieron acceso al supuesto estudio de opinión, solo al resultado que les mostraron en un papelito. Ebrard, pues, sabe que tiene que ganar por goliza, que con el empate se queda fuera de la final.

Arrancar la precampaña en Jalisco tiene toda la lógica del mundo para el canciller. La Ciudad de México es territorio comanche; ahí reina Claudia, tiene la estructura y el dinero. El sur del país es territorio 4T, ahí están los seguidores más duros y los operadores políticos del presidente. Pero si la selección del candidato de Morena a la presidencia es realmente a través de una encuesta abierta, las preferencias electorales de los morenistas valen lo mismo que las de los opositores. Tener simpatías en los estados con muchos habitantes y que no son proclives al presidente como Jalisco, Nuevo León, Guanajuato o Chihuahua le pueden dar a Marcelo la diferencia.

Si después de dos años de activismo pierde la encuesta, tendrá que conformarse con el Senado. Si a pesar de estar arriba en las preferencias no le dan la candidatura de Morena, su carta valdrá mucho más

Nadie sabe a estas alturas cómo y quién va a hacer la encuesta, aunque el presidente debe tener más o menos claro qué quiere. Por eso, desde ya, Ebrard tiene que hacer campaña, posicionarse y generar la impresión de que su ventaja sobre Claudia y Adán Augusto es inalcanzable. En el inter lo van a acusar de todo, de violar las normas electorales (que sin duda lo hará, el INE lo sancionará y el Tribunal lo absolverá); de ser un secretario de medio tiempo (que también sucederá y apelará al burocrático argumento de que su horario de trabajo es de lunes a viernes de 9:00 a 3:00, con una hora para el lonche) y de ser responsable del derrumbe de la Línea 12 (que también es cierto, aunque ese pecado lo comparte con su contrincante). En su lógica y su momento político se la tiene que jugar al límite.

¿Tiene riesgos? Todos, incluso de romper con el presidente, pero son más los de quedarse sentado en la torre de Relaciones Exteriores. Si después de dos años de activismo pierde la encuesta, tendrá que conformarse con el Senado. Si a pesar de estar arriba en las preferencias no le dan la candidatura de Morena, su carta valdrá mucho más. 

diego.petersen@informador.com.mx

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones