Lunes, 27 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El elefante en la sala, ¿tiene solución la violencia en México?

Por: Diego Petersen

El elefante en la sala, ¿tiene solución la violencia en México?

El elefante en la sala, ¿tiene solución la violencia en México?

En contra de lo que marcan las normas electorales, ilegalmente adelantadas, hoy comienzan formalmente las precampañas para elegir Presidente en 2024 con la elección interna de Morena, que será definida con una encuesta en el mes de septiembre. Abiertas las campañas, el elefante en la sala -la violencia- volverá a ser tema de discursos, promesas y las más extravagantes propuestas. Los hoy precandidatos y más adelante los candidatos nos dirán por qué ellos sí saben cómo hacerlo. Todos son unos genios cuando están en campaña y sospechosamente se embrutecen nomás en llegando al poder.

¿Tiene solución el problema de la inseguridad y la violencia en México? Sí, pero no caigamos en la trampa: no hay una solución rápida, ni única, ni barata. Cualquier candidato que nos diga que en seis meses o un año habrá un cambio significativo (como lo prometió tantas veces López Obrador) nos está mintiendo como lo hicieron los todos anteriores.

El primer reto del próximo Presidente será la recuperación del territorio. El problema es el mismo que recibió Calderón, pero mucho más grave. Si el panista recibió una alerta de que había una treintena de municipios perdidos en dos estados (en aquel momento Michoacán y Tamaulipas) gracias a lo que se hizo mal y a lo que se dejó de hacer a lo largo de tres sexenios, López Obrador entregará al próximo Presidente no menos de 300 municipios distribuidos en todo el país con algún tipo de control territorial. Requeriremos un diagnóstico municipio por municipio para saber cuáles se pueden recuperar relativamente rápido, con un costo político igual relativamente bajo, y cuáles requieren acciones de mediano plazo.

Otro gran tema a atender es la criminalidad. El candidato que hable de combatir el narcotráfico no ha entendido nada de lo que nos ha pasado en los últimos años. Sí, necesitamos una política de legalización para reducir la violencia intrínseca en la relación entre clientes y proveedores de drogas. Sí, necesitamos combatir la producción y exportación de fentanilo por una cuestión de salud de los mexicanos y de salud en la relación con nuestros socios comerciales. Pero la violencia pasa hoy por otros delitos como la extorsión, la trata de personas y cobro de piso.

Siguiendo la cantaleta del Presidente, la campaña se va a polarizar en el ataque o defensa de la Suprema Corte de Justicia. Sin embargo, el problema no está ahí, aunque pueda ser siempre mejorable la calidad y la forma de selección de los ministros. Hay que revisar el sistema de justicia completo, desde las Fiscalías hasta las prisiones, pasando por supuesto por el Poder Judicial. La violencia no se reduce metiendo más gente a la cárcel ni eligiendo a los ministros de la Corte por voto popular.

Hablemos del elefante en la sala. Recuperar la paz requiere de fuerza policíaca y de un gran acuerdo de justicia transicional. El orden se impone desde arriba; la paz se construye desde abajo.

diego.petersen@informador.com.mx

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones