Lunes, 04 de Julio 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

AMLO, ¿consolidación o autodestrucción?

Por: Diego Petersen

AMLO, ¿consolidación o autodestrucción?

AMLO, ¿consolidación o autodestrucción?

Como era de esperarse, de cara al fin de sexenio López Obrador ha decidido meter el acelerador a los temas que él considera fundamentales para la instalación de un régimen político distinto, para que los cambios que ha emprendido no solo se noten, sino que no tengan reversa. Ese es el mandato que él leyó en la votación abrumadora de 2018. Curiosamente no leyó la rectificación del mandato en la elección intermedia, que le quitó la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados. Para él esa elección no fue un mensaje, sino solo un tropezón provocado por una mala operación electoral.

Con el acelerador a fondo, abriendo frentes a diestra y siniestra en energía, educación, medio ambiente, pacto de precios, salud, sistema electoral, Guardia Nacional, etcétera, López Obrador parece estar dispuesto a jugarse el todo o nada en los próximos meses. Y en ese todo o nada efectivamente el resultado puede ser glorioso desde el punto de vista de su proyecto de país o chocar de frente con la realidad y terminar desbaratando el auto de la Cuarta Transformación, todo lo que se construyó en estos primeros años.

La estrategia claramente es no negociar los cambios con los partidos de oposición en el Congreso. Da la impresión incluso que han renunciado a cualquier cosa que signifique hacer política en las cámaras. La estrategia parece ser otra, la misma que esbozaban cuando no pensaban tener la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados, previo a la elección de 2018. Hay que recordar las palabras de Paco Taibo II, que en plena campaña dijo que si no tenían mayoría en las cámaras no habría de otra más que gobernar por decreto presidencial y con el apoyo de sus bases en las calles. 

El riesgo de gobernar por decreto es doble. Por un lado, depende en gran medida de su capacidad de movilización. Ya vimos en el ejercicio de Revocación de mandato que esta no es menor, pero tampoco gigante. ¿Es suficiente para mantener una reforma educativa del calado que se propone, o para modificar el sistema electoral? Parece difícil. Pero, sobre todo, este tipo de acciones pueden generar una mayor pérdida de confianza entre los inversionistas, grandes y pequeños, lo que complicaría aún más la de por sí endeble situación económica del país. 

La consolidación o autodestrucción del proyecto obradorista dependerá en gran medida de la pericia con la que conduzca el último tramo. En tiempos convulsos, en un mundo que se desacomoda rápidamente, cuando las señales del camino indican precaución, AMLO no conoce lo que es el freno. Con la impericia del equipo y la obcecación del presidente, la posibilidad de un cierre económico complicado o incluso catastrófico no es menor. 

diego.petersen@informador.com.mx

Temas

Lee También