Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 21 de Abril 2018

Ideas

Ideas |

Desorden y agresiones de Morena

Por: José Manuel Gómez Vázquez Aldana

Desorden y agresiones de Morena

Desorden y agresiones de Morena

Vergonzoso y fuera de la ley es el comportamiento que mostraron los diputados de Morena en la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México. Desde hace semanas hubo problemas y conflictos en la tribuna entre los diputados y diputadas del PRD y de Morena, fue una vergonzosa revuelta, se jalaron los cabellos, se tiraron de mordidas, produciendo un espectáculo terrible.

Destituyeron a la Mesa Directiva, se apoderaron de ella y la Asamblea estuvo paralizada. Esto es una pequeña muestra de lo que tendríamos en el Congreso y en el Gobierno si se votara por Morena. Fue un ejemplo de irresponsabilidad, vandalismo y barbarie de las huestes de López.

En esos días Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno, le tuvo que pedir a López que interviniera para poner en orden a sus diputados, porque tenían paralizada la autorización importante ni más ni menos que de la Ley de Construcción de Ciudad de México y el presupuesto del Gobierno.

La semana pasada, el martes, cuatro diputados del PRD, Raúl Flores, Rebeca Peralta, Iván Texta y Luis Alberto Chávez, llegaron muy temprano a la Asamblea Legislativa antes que todos sus compañeros, entraron al salón del pleno y tomaron la tribuna sentándose en los escaños destinados a la Mesa Directiva, para evitar que los diputados de Morena trataran de ocupar arbitrariamente otra vez ese espacio. Fue la segunda vez en una semana que se tomó la tribuna.

Es bueno recordar la semana del 7 de noviembre, cuando la diputada Flor Ivone Morales, presidenta de la Mesa Directiva, decretó un receso para evitar que se aprobara la iniciativa por la que se avalaba asignar remanentes de recursos federales para la planta de termovalorización. En esa ocasión en la sesión hubo gritos, patadas, jalones, empujones, rasguños, escupidas; Flor Ivone formó parte de las huestes de Morena que tomaron la tribuna, por lo que “no observó la imparcialidad que obliga el encargo dejando de ejercer su presidencia por un acto unilateral”, según expresó el presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, Leonel Luna Estrada.

Para continuar con la sesión ese martes violento, la diputada Rebeca Peralta en apego a la ley asumió la conducción de la presidencia en su calidad de vicepresidenta; los diputados con 34 votos a favor y con fundamento en el artículo 40 de la Ley Orgánica de la ALDF removieron a la diputada de Morena de la presidencia de la Mesa Directiva, el pleno decidió nombrar como nuevo presidente al diputado del partido verde Fernando Zárate Salgado.

Las huestes del grupo parlamentario de Morena trataron de reinstalar en la Mesa Directiva de la Asamblea Legislativa a la diputada Flor Morales, por lo que no dejó la tribuna ni el salón de plenos y el martes 14 el Procurador General de Justicia capitalina Edmundo Garrido entregó por escrito su informe en el salón Heberto Castillo que tuvo que ser habilitado como sede alterna.

Ya sin el control de la tribuna, los diputados de Morena alegaban y exigían que se votara de nuevo la presidencia de la Mesa Directiva para que no sea ni Zárate ni Morales quienes la ocupen. Luego, para impedir que la Mesa Directiva presidida por Zárate realizara la sesión, los diputados agresivos de Morena utilizaban altavoces para gritar dentro del salón, mientras que otro grupo sostenía pancartas al pie de la tribuna.

Todo este comportamiento de las huestes de Morena en la Asamblea Legislativa nos da un ejemplo de cómo podría ser si por desgracia llegara a la Presidencia su cacique, creador del “partido del amor” Andrés López, que ahora anunció que se va a inscribir como precandidato a la Presidencia de la República el 12 de diciembre, día de la Virgen de Guadalupe “la Virgen morena”, medida que trata de mejorar su imagen con su partido Morena.

Nos hemos dado cuenta de su planteamiento si llegara a la Presidencia, que sus planes son puros buenos deseos y buenos oficios; luego desvergonzadamente dice que el procurador general dependería directamente del Presidente de la República; recuerden todas las declaraciones que ha hecho de llegar a la Presidencia: anularía la construcción del nuevo aeropuerto, modificaría otra vez las reformas constitucionales, como la Reforma Energética y la Reforma Educativa tan importantes que hizo positivamente para México el Presidente Peña Nieto, hecho que debería haber pasado hace más de 20 años cuando decían que había que guardar la “soberanía nacional”.

Imagínense ustedes el cuadro que tendríamos en México, que sería parecido al de Maduro en Venezuela.

Temas

Lee También

Comentarios