Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 25 de Marzo 2019

Ideas

Ideas |

Del “Chapo” Act al Badiraguato tour

Por: Jaime Barrera

jbarrera

jbarrera

La propuesta del senador republicano Ted Cruz de decomisar los bienes del ex líder del cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, para tener una nueva fuente de financiamiento para el muro fronterizo que quiere el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en la frontera con México, vuelve a poner en el debate público la política del Presidente Andrés Manuel López Obrador respecto al combate de los capos del narcotráfico.

Los fiscales federales de EU calculan en 14 mil millones de dólares su fortuna, y el llamado Chapo Act o Ley Chapo del senador estadounidense busca una sentencia de decomiso para financiar el muro y otras acciones para la seguridad fronteriza, lo que obliga a plantearnos en México lo poco que se ha avanzado en atacar el poder financiero de la delincuencia organizada.

Como lo hemos apuntado aquí, el Gobierno de López Obrador ha sido más que tímido en este tema, e incluso ha mandado señales de querer apostar a una especie de Pax Narca, en la que no se persiga a los líderes del tráfico de drogas a cambio de que paren las disputas violentas por los territorios.

Al menos eso lo dejó entrever a fines de enero cuando se le preguntó por qué no ha habido detenciones importantes de este tipo de delincuentes y respondió que esa no era una “función principal” de su Gobierno ya que “oficialmente” ya no había guerra (contra el narcotráfico). Que lo que pretendían era construir la paz y bajar el número de homicidios, de robos y de secuestros.

Rastros de esa idea del Gobierno de la autollamada cuarta transformación de apostar a dejar hacer y pasar a las mafias con la condición de que estén “en paz”, asomaron también el viernes pasado que acudió a Badiraguato, Sinaloa, la tierra natal de “El Chapo” y otros capos, a la que ningún Presidente había visitado.

López Obrador no dijo absolutamente nada de lo que hará su Gobierno para desarticular estas bandas delincuenciales cuyo poder corruptor y de fuego constituyen un asunto de seguridad nacional por la violencia que han generado en el país y la amenaza que representan al Estado mexicano.

En la plaza pública de Badiraguato, el Presidente sólo se limitó a pedir que no se hiciera “leña del árbol caído” en clara referencia al veredicto de cadena perpetua que le dio la justicia estadounidense al mafioso sinaloense. Pidió también que no se estigmatizara a esa comunidad de Sinaloa, donde, dijo, hay gente honrada y trabajadora.

El haber dejado ir la oportunidad de aprovechar ese escenario para dejar clara la postura de su Gobierno ante estos grupos delincuenciales, fortaleció las dudas de lo que hubiera pasado si a “El Chapo” no se le haya detenido en el sexenio del priista Enrique Peña Nieto y si el Gobierno lopezobradorista buscará o no detener y confiscar las enormes fortunas de otros capos tan o más célebres ya en México que Guzmán Loera.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También

Comentarios