Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 20 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

Dejarás a tu padre y a tu madre

Por: Guillermo Dellamary

Dejarás a tu padre y a tu madre

Dejarás a tu padre y a tu madre

Es una vieja consigna para los novios cuando se van a casar, indica que el matrimonio es un paso hacia la formación de un nuevo hogar, de una relación estrecha e importante con la pareja y los hijos, dejando ya en un segundo plano a los padres y a los hermanos.

Pues este punto tan trascendente en la vida conyugal, nos conduce a que seamos fieles a darle la mayor importancia a esta relación, por encima de cualquier otra. Y el no cumplir con este deber, suele herirla y afectarla.

Digamos que se puede convertir en un acto de infidelidad el no cumplir con darle importancia prioritaria a la nueva relación y seguir vinculado con los padres y hermanos como si no se hubiera hecho una nueva elección.

El matrimonio exige esa lealtad, esa fidelidad, ese compromiso de hacerse sentir lo más importante qué hay en la vida, y no acabar por demostrar que la pareja sigue siendo un “plato de segunda mesa”.

La fidelidad es cumplir también con la importancia primordial en la pareja y no en los padres ni hermanos. Un hecho que en muchas parejas aun existe con frecuencia, se casan pero siguen atados a mamá y papá. No cortan el cordón umbilical y se sigue un vínculo tan estrecho que a la pareja se le llega a hacer sentir que la familia de origen sigue siendo más importante que la nueva relación que se está construyendo.

No se trata de dejar de amar, querer y atender a los padres y hermanos, mucho menos dejar de convivir con ellos, sino que por encima de todo debe de estar la pareja y darle el lugar mas importante en la vida y hacérselo sentir en todo momento.

En cambio cuando uno de los dos, o incluso ambos, le siguen dando más importancia a la familia de origen, regularmente se deja sentir un mensaje de que siguen ellos siendo los más importantes personajes en la vida y no la pareja.

Así comienza una de las cinco maneras de ser infiel, pues no se le da el lugar correcto y mas importante a la espos@, por seguir atado a los padres.

Por lo que muchas parejas se sienten obligadas a asistir a comidas y a eventos de los padres en los que se da testimonio de que sigues siendo un “plato de segunda”, Mami o papi son los más importante en la vida de tu cónyuge y tu eres menos importante que ellos.

Muchas veces al principio esto no resulta trascendente para la vida de la nueva pareja, pero al pasar los años se acaba por convertir en una evidencia de que no se ha cumplido, plenamente con la consigan de dejarlos y de entregarse plenamente al que se supone, debe de ser el ser más importante de tu vida.

El matrimonio exige un amor pleno y total, sin dejar de amar a los demás.

DR

Temas

Lee También

Comentarios