Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 20 de Agosto 2019
Ideas |

Defender al Poder Judicial

Por: Sergio Aguirre

Defender al Poder Judicial

Defender al Poder Judicial

En éstos tiempos donde el “abrazos, no balazos” del Presidente es fácilmente traducible por sus dichos y obras al “me abrazas o te doy de balazos” (esperando no lo haga de forma literal) pero ya echando tiros de otra índole; ya sea con tuitazos mala leche, insultos, denigramientos, acusaciones infundadas, vejaciones y demás expresiones propias de un iracundo en desenfreno, el pasado miércoles 2 de enero la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) eligió de acuerdo a la Constitución, de entre sus pares como Ministro Presidente para los próximos cuatro años a Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Una opción muy inteligente.

Lo entiendo. Como abogado algunas de sus argumentaciones jurídicas como juez constitucional me agradan y otras me desagradan. Igual pasa con todos los ministros. Y con mis colegas. Porque es muy difícil, -acaso imposible- encontrar a alguien coincidente al 100% con nuestros propios criterios. Pero en el caso de ministro Zaldívar, no coincido con él en temas muy relevantes. Pero no importa. Y a su decir, lo tiene tan claro como el gremio y el análisis serio: le tocan tiempos políticos muy complicados y su tarea será en primer lugar como lo ha afirmado en su discurso de toma de protesta, defender la independencia judicial ante un embate nada discreto del Ejecutivo y sus seguidores en contra del Poder Judicial de la Federación.

En ese entendido su función será de carácter eminentemente político. Quizá como nunca nos ha tocado verlo, por lo menos en tiempos relativamente recientes. Aunque algunos a mi gusto despistados, ya lo incluyen dentro del lopezobradorismo y otros más como en su contra, en realidad se está jugando todo su prestigio como abogado y juez. Por eso dudo juegue con los dados cargados. Lo cual por cierto no será sencillo comunicar, más aún ante una opinión pública tan volátil y dividida, acelerada por la mezquindad de las redes digitales y su polarización.

El ministro Zaldívar, está preparado para ello. Sabe deberá superar el mayúsculo reto de asentar un diálogo constructivo -tal como se hacía antes del arribo de MORENA- con los otros poderes, con la evidente finalidad de conservar algo elemental de toda democracia liberal: el equilibrio de poderes y funciones (con la independencia judicial al frente) de acuerdo a nuestra constitución y demás tratados de carácter internacional.

De forma nítida viene una reestructura muy seria del Poder Judicial en su conjunto para poder enfrentar tan mayúsculo reto. Ahí veremos los primeros pasos de Zaldívar el político ante una situación tan grave calificada por él mismo como crisis. Y es quizá por ello, por lo menos desde hace muchos años, se eligió a un Ministro muy capaz políticamente, pero también ajeno hasta su integración en la SCJN, a la función jurisdiccional. Ello le permitirá ver las cosas con ojos diferentes e innovadores.

Repito, no será fácil. Por lo menos en la etapa democrática del país (de 1997 ¿hasta la fecha?) todos los presidentes de México han obedecido así sea echando berrinches lo decidido por el orden judicial federal. Aquí se está yendo desde el desprecio hasta el insulto e intimidación. Pero con una SCJN unida y bien liderada. Aun así, el resultado es de pronóstico reservado.

Temas

Lee También

Comentarios