Lunes, 14 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

¿Debe renunciar Alfaro por la crisis de violencia e inseguridad?

Por: Jaime Barrera

¿Debe renunciar Alfaro por la crisis de violencia e inseguridad?

¿Debe renunciar Alfaro por la crisis de violencia e inseguridad?

Hace casi 13 años, el 21 de agosto de 2008, cuando el país ya atravesaba severos momentos de violencia que han ido escalando y degenerando hasta nuestros días en amplias zonas del territorio nacional con autoridades fallidas que nada han podido hacer para detener el creciente poder corruptor y de fuego de la delincuencia organizada, se hizo célebre y quedó para la posteridad y para su recurrente uso aquella frase del “si no pueden, renuncien” que acuñó desde el dolor, el coraje y la impotencia el empresario Alejandro Martí, quien recién había perdido a su hijo Fernando por su secuestro y muerte.

Fue cuando retó al entonces Presidente Felipe Calderón, a los gobernadores y alcaldes a que presentaran sus renuncias si eran incapaces de combatir a las mafias. Martí lo hizo al ser invitado especial a la XXIII sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, donde les dijo que corrupción era también ocupar un cargo público y no hacer nada para garantizar la tranquilidad cuando se sale a la calle. (Lo que hubiera dicho si como en el caso de los hermanos González Moreno no se les garantizó la seguridad ni siquiera al interior de su casa).

Recordar aquel histórico momento viene a cuento por la exigencia que luego del asesinato de José Alberto, Ana Karen y Luis Ángel han hecho distintas voces al gobernador Enrique Alfaro de que renuncie a su cargo por la crisis de violencia e inseguridad que se ha agravado en el último semestre y que mantiene a Jalisco en primer lugar de desapariciones y exhumaciones de fosas clandestinas. Entre ellos sus opositores políticos en contienda, académicos y un sector de los estudiantes que marcharon por la paz y la justicia el martes pasado.

Pensar que alguien de nuestra clase política o gubernamental tendrá la altura, la decencia y la autocrítica para dejar su cargo por incumplir alguna promesa de gobierno, por ineficiente o por ocasionar por negligencia o corrupción daños en personas o en obras sería pecar de ingenuo. Por eso Alfaro no renunciará, aunque en su momento como opositor haya escrito un tuit que ha circulado profusamente en los últimos días, donde también en una profunda crisis de inseguridad que se dio en el sexenio de su antecesor y hoy extinto Jorge Aristóteles Sandoval, él le pedía renunciar por no saber proteger a los jaliscienses. Habrá que ver incluso si Alfaro mantiene aún su promesa de someterse a un proceso de revocación de mandato a la mitad de su mandato como aseguró en campaña.

Por ello no está demás recordar lo que sugería Martí hace 13 años de reflexionar a los gobernantes de aquella época y que les sigue viniendo perfecto a los de hoy: “Señores, si piensan que la vara es muy alta e imposible hacerlo, si no pueden, renuncien, pero no sigan ocupando oficinas de gobierno y recibiendo un sueldo, porque no hacer nada también es corrupción. En nuestro país hay jóvenes que requieren el trabajo de ustedes y estarían gustosos, con todo el entusiasmo de gente limpia y no maleada de hacer el trabajo que ustedes no están haciendo”.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También