Sábado, 02 de Marzo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

De Lagos de Moreno a Celaya, de mal en peor

Por: Jaime Barrera

De Lagos de Moreno a Celaya, de mal en peor

De Lagos de Moreno a Celaya, de mal en peor

Desde luego me refiero al caso de los cinco jóvenes desaparecidos desde mediados de agosto y de los que no se sabe aún su paradero, y del caso reciente de la desaparición y muerte de otros jóvenes estudiantes de Medicina de la Universidad Latina de México, con sede en Celaya, Guanajuato, que fueron asesinados el fin de semana pasado, casos ante los cuales la postura del Presidente Andrés Manuel López Obrador ha sido de una abismal falta de empatía con las víctimas y sus dolientes familias.

De sobra sabemos que si hay un tema que le incomoda a AMLO abordar en su rueda de prensa mañanera es el de la crisis desbordada de inseguridad y violencia en el país. Por eso muchas veces se las arreglan sus voceros para que esos cuestionamientos no tengan espacio en la sesión presidencial matutina y evadir así ese espinoso lastre. 

Tal vez por eso, ayer que por la gravedad del caso no tuvo alternativa más que abordar el multihomicidio de los jóvenes celayenses, José Eduardo Freire Ortega, Pedro Francisco Mateos Puente, Bryan Jesús Amoles Gasca, y los hermanos Virgilio y Fabio Orozco Mateos, y uno más cuyo nombre no ha sido revelado, su respuesta fue más que desafortunada, al criminalizarlos, sin prueba alguna, al afirmar que su muerte tuvo que ver con el consumo de drogas, por haberlas comprado al proveedor equivocado en la zona equivocada.

Fue tal el grado de irresponsabilidad y ligereza de las afirmaciones del Presidente que hasta el alcalde de Celaya, Javier Mendoza Márquez, así como el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, que tienen incendiados por la inseguridad su municipio y el Estado, se animaron a reprocharlo. Mientras el Presidente municipal expresó que era “muy triste que se haga ese tipo de comentarios” sin contar con “ningún indicio”, el mandatario estatal señaló que se debe esperar a que termine la indagatoria, y no aceptó ni negó haber sido él quien le informó esta versión a la secretaria de Seguridad federal, Rosa Icela Rodríguez, como aseguró ayer López Obrador.

Lo cierto es que en el caso de los cinco jóvenes desaparecidos en Lagos de Moreno, el Presidente también fue duramente criticado por haber contado un chiste de un sordo, cuando se le preguntó por el caso en agosto pasado. Al otro día, se justificó que no escuchó la pregunta pero nunca se mostró cercano a las familias de los jóvenes desaparecidos.

Al Gobierno federal parece olvidársele que su obligación, junto con los gobiernos estatales y municipales, es garantizar, utilizando el monopolio de la fuerza que le confiere la Constitución, la seguridad de los ciudadanos, y que el espacio público no se convierta en la arena de disputas de grupos del crimen organizado, para que este tipo de multihomicidios no ocurran. 

Culpar a las víctimas por el desastre causado por los deberes incumplidos es negligencia criminal, por eso vamos de mal en peor y el crimen organizado, por el manto de impunidad del que goza, comete cada día más atropellos contra la población.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones