Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 25 de Septiembre 2018

Ideas

Ideas |

Cuentos Navideños

Por: Maya Navarro de Lemus

Cuentos Navideños

Cuentos Navideños

Maya:-Yolanda, otra vez es diciembre, y cuéntanos, ¿por qué en tus talleres se escriben cuentos de Navidad?

Yolanda:-Saludos, Maya, te cuento: Cuando yo era pequeña uno de los grandes gozos de la Noche Buena eran los cuentos navideños. Recuerdo que mientras los adultos se quedaban platicando de sobremesa, los más jóvenes buscábamos un lugar apartado para contarnos cuentos de navidad, a veces algún adulto nos acompañaba y nos leía, a veces buscábamos en la televisión “Cuento de Navidad”, de Charles Dickens, para verla acompañadas de primos e invitados jóvenes. El caso es que las historias navideñas eran parte de la Navidad en familia.

Hoy, sigo amando los cuentos y la navidad, y además dirijo talleres de escritura. Seguramente mi experiencia infantil influyó, y por eso contar cuentos se volvió una tradición para los escritores que ingresan a la comunidad Trithemius Talleres Literarios. Durante diciembre, de cada aventura navideña, imaginada o recordada, fueron saliendo historias entrañables que quisimos compartir con el mundo. Llevamos dos antologías navideñas publicadas por la editorial Salto Mortal: “Fiestas de Yule” y “Nuevas Fiestas de Yule”. 

Cuando salieron estas antologías la pregunta obligada fue: ¿qué es Yule? 

Yule es el nombre de un árbol que en las tradiciones nórdicas representa el espíritu fértil que renueva al mundo con sus frutos. Titulamos al libro con los cuentos navideños “Fiestas de Yule”, en conmemoración a las fiestas navideñas, pero quisimos contar historias que tuvieran más bien que ver con ese espíritu que se adueña de los hombres cada Navidad, no importando la religión a la que pertenezca cada uno; la fiesta es de todos y para todos. El amor que se comparte en la familia no es privativo de ningún credo, sino del amor universal que une a todos con todos. Los regalos representan eso que deseamos dar al otro, las esferas en el árbol son el símbolo de lo que la naturaleza nos da a manos llenas: sus frutos brillantes, las luces son semillas luminosas, los adornos son todo lo bello que la vida representa; la cena navideña está ahí para que la familia ore reunida y recuerde que el hombre no vive sólo de pan, sino de esa convivencia amorosa que lo renueva y le da sentido a sus días. 

Si los hombres lo han olvidado es porque poco se recuerda ya el sentido profundo de cada tradición, pero el que no lo recordemos no quita que exista ese sentido, y que muy en lo profundo cada vez que ponemos un árbol en la sala, o una corona en la puerta, estamos recordando que el tiempo del reloj también tiene otros tiempos dentro: los tiempos sagrados del sentido último, los tiempos para agradecer por la vida, por los dones; los tiempos para que la familia se abrace, para que unos a otros se escriban buenos deseos y el mundo recuerde que la familia humana también sabe de Buenas Nuevas, que los diarios han contado muchas catástrofes, pero también han anunciado los grandes cambios sociales.

El gran cuento que en el fondo deseamos contar en Trithemius Talleres Literarios es el cuento de la navidad interior. Diciembre nos recuerda que dentro de cada uno existe un espíritu divino: el niño dios que todos llevamos dentro, la pureza de creer que el hombre no es sólo sus males sino también y mucho más sus dones. Con estos cuentos queremos renovar los votos ente el bien y la Buena Nueva. 

Si ustedes, como yo, gustan de leer cuentos durante la Navidad, ahí está nuestra aportación: “Fiestas de Yule”, y “Nuevas Fiestas de Yule”. Pero también podrían inventar ustedes un cuento a su medida, justo a la medida de su circunstancia. Nosotros estaremos encantados de leerlo.

Yolanda Ramírez Michel. Directora de Trithemius Talleres Literarios 

Temas

Lee También

Comentarios