Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 18 de Marzo 2019

Ideas

Ideas |

¿Conviene abandonar la promoción turística en México?

Por: Eduardo Ponce de León Garduño

¿Conviene abandonar la promoción turística en México?

¿Conviene abandonar la promoción turística en México?

En el sector turístico, México es el sexto lugar en recepción de turistas internacionales de acuerdo con la Organización Mundial del Turismo. En 2017 se registraron 39.3 millones de visitantes extranjeros que arribaron al país y, hablando de términos monetarios, los ingresos obtenidos por la actividad turística en ese año alcanzaron un máximo histórico de 21.3 mil millones de dólares con un crecimiento de 67.5% comparado con 2012. El turismo ha sido una fuente de ingresos que ha ayudado a muchas empresas pequeñas y medianas no solo a subsistir, sino también a desarrollarse y lograr ser competitivas a nivel mundial.

Su importancia ha generado un interés especial en la agenda gubernamental, materializándose en políticas públicas para atraer inversión, desarrollar ventajas competitivas, generar mayores ingresos y tener empleos mejor remunerados.

El turismo es una industria dinámica que necesitó un fuerte impulso por parte de diferentes entidades gubernamentales junto con inversiones importantes por parte de la iniciativa privada para posicionarnos como un destino atractivo, moderno y con un gran potencial.

Es por lo anterior que no entendemos los “golpes” que ha recibido últimamente:

La cancelación del NAIM que entre otras bondades iba a convertirse en un hub (centro de conexión) que recibiría turistas de todo el mundo para que de ahí se trasladaran a destinos en toda la República.

La falta de apoyo a eventos como la F1 y la NFL que, además de un escaparate para que muchas personas piensen en México como un destino para grandes eventos y no solo por sus playas o ciudades coloniales, provocan una derrama importante para proveedores locales de servicios turísticos.

El proponer destinar para el proyecto del Tren Maya entre 120 mil y 150 mil millones de pesos, provenientes de los recursos que anteriormente se destinaban a la promoción turística y de recursos públicos, cuya viabilidad económica aún no la conocemos.

La participación en dimensión, inversión y calidad mucho menor por parte de nuestro país en el ITB Berlín que con más de 50 años desde su creación, se ha convertido en la principal feria comercial de la industria de viajes en todo el mundo. Más de 180 países de 6 continentes y con más de mil compradores calificados se juntan para conocer destinos, desarrollar oportunidades de inversión y cerrar ventas.

No solo es importante sino deseable que invirtamos como país en infraestructura turística, siempre y cuando, para hacerlo, no se quite inversión a otros proyectos de carácter prioritario, lo que a la consideración de muchos empresarios del ramo sucede en este caso.

México cuenta con una ventaja comparativa que no todos poseen como la arqueología, playas, ciudades coloniales, pesca, la hospitalidad, el buen trato a los turistas, etcétera, y lejos de buscar que esta se incremente, invirtiendo en su promoción, desarrollo de infraestructura a nivel nacional y no solo regional, parece que estamos obsesionados con dedicarnos a un solo proyecto megaproyecto como lo es el anteriormente mencionado Tren Maya.

Espero equivocarme, pero si seguimos el mismo curso, ese sexto lugar a nivel mundial pude convertirse en algo anecdótico afectando a miles de empresas pequeñas que ahora se dedican a atender a los visitantes y con la falta del arribo de estos vamos a tener que buscar incorporarlos a otra industria o convertirlos en beneficiarios de los nuevos programas sociales.

*Eduardo Ponce de León Garduño es profesor de la Escuela de Empresariales de la Universidad Panamericana

Suplemento Tapatío

Temas

Comentarios